Se multiplican las fiestas y los viajes clandestinos, mientras crecen los contagios en el país

Nacionales Por Telam
fiestas-clandestinas

Polizones, boliches, fiestas y juntadas clandestinas terminaron en la última semana con decenas de personas detenidas en todo el país, mientras algunas localidades dieron marcha atrás con los permisos para flexibilizar el distanciamiento social luego de que aumentaran los casos de coronavirus.

Es el caso de la provincia de Neuquén donde el martes el gobernador Omar Gutiérrez anunció la suspensión de las reuniones sociales, que habían sido permitidas en la capital, "hasta tanto descienda la cifra de casos activos de coronavirus", mientras que en Jujuy, el gobernador Gerardo Morales anunció el martes por la noche que la capital provincial y las localidades de Palpalá, Yala y Perico volverán por siete días a la fase 1 del aislamiento obligatorio luego de reportarse dos nuevos casos de coronavirus.

Por su parte, en la ciudad de La Plata, agentes municipales clausuraron esta semana un salón de fiestas en Villa Elvira tras descubrir que en su interior se celebraba un cumpleaños.

Lo mismo hicieron con las obras que se realizaban en un barrio cerrado ubicado en Ignacio Correas, una pequeña localidad rural ubicada a 19 kilómetros de la capital provincial, tras una serie de denuncias realizadas por los vecinos del lugar, que manifestaron que una empresa vendía lotes de manera ilegal.

Además, en Ensenada, diez jóvenes fueron demorados la semana pasada al ser descubiertos jugando un partido de fútbol en una cancha de las afueras de la ciudad, al tiempo que una combi que venía desde Punta Alta y transportaba a 14 personas sin los permisos correspondientes e incumpliendo los protocolos sanitarios fue interceptada en la madrugada del martes durante un control de tránsito en Mar del Plata y quedó secuestrada, informó la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

En Bahía Blanca, por su parte, la policía demoró el martes a seis hombres reunidos en una calle interna de un barrio "tomando algo", sin respetar la cuarentena.

También en Salta, aunque rige el distanciamiento social y hay muchas actividades autorizadas, una fiscal imputó por violar las medidas que impiden "la introducción o propagación de una epidemia" a una empresaria salteña, que trasladó en viajes de larga distancia a pasajeros hasta esa provincia sin autorización de las autoridades durante el aislamiento obligatorio dispuesto por el coronavirus.

Catamarca sigue siendo la única provincia a la que el coronavirus no llegó, pero el Comité Operativo de Emergencia (COE) de la provincia anunció que cerrará los puestos camineros por un lapso de 7 días y solo podrán ingresar transportistas que realicen servicios esenciales con el correspondiente control epidemiológico, informaron hoy fuentes oficiales.

Por su parte, aunque se encuentra en la fase 5 del aislamiento, el fin de semana se produjo la clausura en una panadería y cafetería del centro de Santa Rosa, La Pampa, por la falta de cumplimiento de los protocolos establecidos.

Un poco más al norte, dos jornaleros que iban a trabajar en la cosecha de papa fueron expulsados por orden judicial de la provincia de San Luis luego de ingresar a través de un camino vecinal sin el permiso correspondiente al distrito y sin documentación de las motos en las que circulaban.

Además, un grupo de 25 jóvenes, de entre 18 y 20 años, fue demorado el lunes por la noche en la localidad de Potrero de los Funes por violar el distanciamiento; y un pub que no cumplía con los protocolos en la ciudad de Villa Mercedes, a 100 kilómetros de la ciudad de San Luis, fue clausurado por la policía de la provincia en un operativo conjunto con autoridades municipales.

Pero no solo pasa en San Luis: doce jóvenes que participaban de una fiesta de cumpleaños fueron detenidos esta madrugada en la localidad misionera de Posadas, informaron fuentes policiales; mientras días atrás Pablo Imhoff, conocido en las redes sociales como "Pablito Viajero", realizó una caminata por una zona rural en las afueras de Ushuaia, una actividad que todavía está prohibida debido a las restricciones de circulación derivadas de la pandemia de coronavirus y fue denunciado ante la justicia por funcionarios del Instituto Fueguino de Turismo (Infuetur)

En Santiago del Estero, por su parte, dos jóvenes fueron detenidos por disposición de la Fiscalía de la ciudad de Añatuya, en el puesto caminero de Palo Negro, por intentar ingresar a la provincia escondidos dentro de una combi transportada por un camión mosquito, desde Buenos Aires.

Además, pacientes con coronavirus de la ciudad entrerriana de Colón que permanecen internados en el hospital local San Benjamín se reunieron la semana pasada sin autorización y pidieron pizzas, gaseosas y helados por delivery, al tiempo que uno de ellos fue denunciado por daños en ese centro de salud, luego de que rompiera un vidrio tras estrellar su teléfono celular.

Por último, la Justicia tucumana ordenó el arresto domiciliario de un concejal del municipio de Monteros, por haber violado el aislamiento social obligatorio para festejar su cumpleaños con alrededor de un centenar de invitados a principio de junio

Te puede interesar