Para Chaperón, “Decir que hay contagio social en Río Grande no es verdad"

Locales 22 de julio de 2020 Por Redacción1
adriana chapperon

Luego de conocerse las declaraciones de la Dra. Adriana Basombrío, epidemióloga del Municipio de Ushuaia quien sostuvo que "la provincia hasta hace poco no tenía circulación viral y ahora volvió a tenerla”, la ministra de Gobierno de la provincia, Adriana Chaperón, se refirió los casos positivos de COVID-19 en Río Grande que alcanzaron este martes 45 activos.

En declaraciones a Fm Aire Libre Chaperón expresó que, “si sigue de esta forma no se analiza un retroceso porque estamos muy bien, de la gran cantidad de hisopados que se están haciendo y hay que seguir haciendo, venimos muy bien, tenemos menos de un 20% de casos positivos. Venimos bien, tenemos cuatro pacientes internados, ninguno con requerimiento de oxígeno y tenemos camas de terapia dispuestas por cualquier situación”.

"No pensamos por ahora que tengamos que ser más restrictivos de lo que estamos siendo, si tomamos algunas medidas más restrictivas con los que llegan a la provincia, pero por ahora se analiza esto”.

“Con el resultado de esta semana se volverá a reunir el COE y en función de esto se tomarán las decisiones que se deban tomar”, afirmó.

Asimismo señaló que “se necesita el tiempo necesario que son estos 14 días desde que empiezan a aparecer los casos para tomar decisiones. Estos 14 días los vamos a esperar, el viernes vamos a tener una nueva reunión y a partir de ahí se tomaran las medidas para la próxima semana”.

Respecto a la aparición de nuevos casos en fábricas de Río Grande como Electro Fueguina y Río Chico, la ministra indicó que “para salud es imprescindible el anonimato de los pacientes, las únicas personas que saben dónde están los casos son las áreas de epidemiología para poder tomar los contactos y las que dan las indicaciones para cerrar determinados lugares o no”.

“Las empresas tienen un protocolo muy estricto y lo que tienen que hacer es cumplir estrictamente con los protocolos, después puede haber por la cantidad de aislamientos preventivos de un caso que se determine que por un determinado tiempo no se preste alguna actividad, pero esto debe ser muy riguroso”, manifestó.

“Hay muchos comentarios en la comunidad, pero quienes deben decidir qué se cierra y qué no se cierran son los médicos que están trabajando y todos queremos cuidar la salud de la población y no vamos a estar poniendo riesgo a nadie”, sostuvo.

Respecto al pedido del intendente Martín Pérez de suspender las reuniones sociales, la funcionaria dijo que “vamos a analizar a fin de esta semana todas las medidas juntas, tenemos que ser realistas y saber qué es lo que está pasando en la comunidad”.

En este sentido la funcionaria agregó que “llevamos cuatro meses de esta situación, acá está en juego no solamente la salud física de las personas sino la salud mental, además de una situación económica que también tenemos en cuenta”.

“La gente debería poder cumplir con las medidas que se proponen, uno puede decir que volvemos a la fase de aislamiento, la comunidad ha cumplido muy bien con las medidas, lo que nosotros les pedimos es bajemos el número de reuniones, respetemos el número de personas porque el problema acá no es que nos hemos juntado como corresponde, se han juntado más de lo que corresponde, las medidas se relajaron”, agregó.

Asimismo dijo que “todos nos tenemos que hacer cargo de que nos cuesta cumplir las medidas, porque  son medidas que llevan mucho tiempo y es algo que le cuesta al mundo, y la salud mental de la gente también está en juego. Tenemos que todos volver a repasar lo que cada uno de nosotros hace y ver cómo podemos cuidarnos mejor y cuidar mejor a los demás”.

Chapperon expresó que “hay una responsabilidad individual que cada uno debe poder cumplir porque no es no pasa nada, si pasa, y los casos están. Debemos tener las medidas de control que debemos tener, no tenemos que  relajarnos”.

“Estamos en una etapa de distanciamiento que vamos a mantener, porque no tenemos ningún índice que nos indique que tenemos que volver para atrás”, remarcó.

"Hoy le ha tocado a Río Grande una situación que ya vivió Ushuaia y esto lo tenemos que poder controlar bloqueando los casos y los contagios”.

Decir que hay contagio social en Río Grande no es verdad, si hay que  tener mucho cuidado porque hubo casos dispersos en distintos grupos y esto es lo que se trató de bloquear, la gente no lo sabía y ha compartido cosas y ha ido a Tolhuin y Ushuaia. Lo que decimos es que hay que estar atentos, pero esto es hipotético, no es cierto que hoy haya circulación viral en Río Grande”, agregó.

“Justamente por eso se pidió el bloqueo para bloquear los casos en Río Grande y solo hisopar a la gente con síntomas”, dijo.

Finalmente consideró que “no se puede afirmar que hay circulación viral, que haya personas con virus no quiere decir que hay circulación viral, epidemiologia está trabajando en ello. Que haya una persona positiva y que no se haya podido detectar el origen está muy distante de decir que hay circulación viral. Hay que tener cuidados y estar atentos”.

“Nosotros sabíamos que iban a aparecer nuevos casos y que íbamos a tener dificultades en buscar los contactos, justamente porque estábamos en esta etapa de distanciamiento. Por eso pedimos tranquilidad a la población, la gente está trabajando, hay tres equipos de Ushuaia ayudando a la gente de Río Grande y dando refuerzos para que se puedan hacer mayor cantidad de hisopados. Todo esto si dios quiere va a hacer que podamos controlar la situación como la pudimos controlar en su momento en Ushuaia, pero con serenidad, tenemos que llevarle a la gente tranquilidad sino lo único que logramos es que la gente se desespere y en realidad eso no nos ayuda”, 

Te puede interesar