Di Giglio respondió a reclamos sobre la demora en la entrega de resultados de los hisopados

Locales 08 de agosto de 2020 Por Redacción1
di giglio 2

L a Ministra de Salud de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Judit Di Giglio, luego de informar que fue diagnosticada con COVID-19,  habló sobre su estado de salud, de la situación sanitaria en la ciudad de Río Grande y de las prioridades al momento del procesamiento de las muestras.

“Sabemos que la enfermedad tiene una evolución de siete días más o menos; los cuadros se resuelven o las personas requieren internación, el tema es la dificultad respiratoria, siempre es lo que más nos alerta, yo no tengo dificultad respiratoria, pero ese es el síntoma del que todas las personas tienen que estar atentos. En este momento me encuentro bien y aislada”

Con respecto al reclamo de algunos vecinos sobre la demora en la entrega de los resultados de los hisopados, Di Giglio explicó que “le damos prioridad en el procesamiento de las muestras - que tienen un protocolo que existe a nivel nacional- al personal de salud y las fuerzas, porque son personas que si son negativas, automáticamente tienen que volver a trabajar”. “Luego -continuó-, se le da prioridad en el procesamiento a las personas con factores de riesgo. Tenemos una ficha epidemiológica que se completa y las personas que tienen factores de riesgo o son mayores de 50 años. Los que más prioridad tienen son los que están internados y que todavía no tienen el diagnóstico”. 

“El hisopado no está teniendo una demora mayor a las 72 horas en el resultado”, dijo y recalcó que “no venimos atrasados, quizás venimos más atrasados en los negativos, porque primero se les da prioridad a los positivos, y cada positivo que se llama implica por lo menos 30 minutos del profesional hablando con el positivo”. 

También recordó que “el hisopado no cambia ni el diagnóstico ni el tratamiento de las personas, porque las personas están en aislamiento, entonces, hay prioridades por este tema”. 

Respecto al diagnóstico clínico, sostuvo que “el conviviente de un positivo debe estar aislado los 14 días. Si el conviviente inicia con síntomas, nosotros realizamos el hisopado y hasta el momento lo venimos realizando”. 

Finalmente Di Giglio expresó que, “ahora tenemos la opción de que si el conviviente inicia con síntomas y no está dentro del grupo de riesgo, simplemente hacer el diagnóstico clínico, decir que la persona tiene coronavirus, se carga como un caso positivo y se realiza todo de la misma manera. Se aíslan los contactos que haya tenido en las 48 hs. previas a los síntomas, se realiza todo el trabajo de la misma manera que se hubiera realizado con el hisopado, pero esta posibilidad solo la tenemos con los convivientes de un positivo que no pertenezcan al grupo de riesgo ni sean personal de salud o las fuerzas de seguridad”.

Te puede interesar