Apelando a la "responsabilidad individual", el Presidente extendió la cuarentena hasta el 30 de agosto y algunas zonas vuelven a fase 1

Captura de pantalla 2020-08-14 15.30.08

Haciendo mucho hincapié en la "responsabilidad individual", el presidente Alberto Fernández anunció este viernes una nueva etapa del aislamiento social hasta el 30 de agosto. Sin embargo, también dejó en claro que ya no se puede hablar de cuarentena y que el cuidado ante el COVID-19 "ya no depende de la decisión política de un presidente o un gobernador". Además confirmó que las zonas con mayor circulación del virus en el interior del país volverán a la fase 1.

Según fuentes oficiales, continúa el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) en AMBA, 4 departamentos de Jujuy, Río Gallegos (Santa Cruz) y Río Grande (Tierra del Fuego). Se suman al ASPO Tartagal (Salta), La Rioja capital y Chamical, Santiago capital y La Banda.

 "Las medidas que se tomaron no representan un caso de autoritarismo de prepotencia, quiero que lo entiendan", enfatizó Fernández. "Yo no me obsesioné con la cuarentena, yo me obsesioné con la salud de los argentinos", agregó.

"Creo que los médicos deben contarnos la verdad cuando estamos enfermos. Lo que no puede hacer es dar placebos", afirmó el Presidente en el arranque de su exposición, secundado, como ya es habitual, por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, en la quinta de Olivos.

"Seguimos hablando de cuarentena sin que en Argentina exista cuarentena porque se está circulando y la actividad comercial está en un 90%".

Durante su exposición, el presidente puso énfasis en lo que pasa en el interior, con muchas provincias en una situación de riesgo creciente. "Ayer me hubiera gustado que muchos de los que reniegan de la cuarentena hubieran estado en la reunión de los gobernadores, hubieran escuchado hablar al Gobernador de Jujuy, al Gobernador de Santiago del Estero, para entender cómo se precipitaron los casos. Jujuy tiene un problema muy serio, el 93% del sistema de salud ocupado".

"El problema ya no es el AMBA, el virus se ha diseminado por todo el país", dijo Fernández. De todas maneras llevó tranquilidad a la población: "Salvo en la provincia de Jujuy, el resto del sistema de salud está controlado"

Te puede interesar