La escasez de lluvias agrava las intensas condiciones de sequía en gran parte del país.

Nacionales 01 de septiembre de 2020 Por Redacción1
sequia argentina

Las lluvias y tormentas registradas durante los últimos días en buena parte del centro y norte del país no alcanzaron a revertir el actual escenario de sequía que afecta a diversas zonas rurales donde se produce trigo, girasol, leche y ganado vacuno.

Un informe de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA), al que accedió LPO, alertó que los valores de agua presentes en los suelos de las provincias de Córdoba, Formosa y Chaco es el más bajo de los últimos 20 años.

Córdoba, Formosa y Chaco son las provincias más complicadas. Hay 200 mil hectáreas de trigo dañadas y preocupa el impacto en soja, maíz y girasol.

En las provincias del norte se encuentra comprometida la siembra del girasol, al tiempo que en la zona núcleo crece la preocupación por los cultivos de verano. La situación también estaría favoreciendo la aparición de focos de incendio en al menos 9 provincias.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) también prevé para el trimestre septiembre, octubre y noviembre de este año un escenario con precipitaciones inferiores a lo normal en muchas de las zonas que ya están mostrando un marcado déficit hídrico.

Se estima que en la zona núcleo por la sequía se perdieron unas 200.000 hectáreas de trigo. "La capacidad de recuperación del cultivo es cada vez menor y los pronósticos no muestran en el corto plazo la posibilidad de revertir la situación", alertó la entidad. 

Los daños de las heladas también causan preocupación en el campo. Si bien aún no es posible estimar el impacto de las temperaturas bajo cero, los especialistas coinciden en que habrá una caída de rindes de entre 20 y 50% en algunos campos de la zona central. 

Por otro lado, el lanzamiento del satélite SAOCOM 1B generó expectativas en el sector agropecuario dado que su principal función será brindar herramientas de prevención ante emergencias vinculadas a inundaciones o sequías en zonas rurales. 

Fernando Hisas, gerente de proyectos satelitales de la CONAE, manifestó que "este satélite va a permitir monitorear con rigor científico fenómenos con una gran frecuencia garantizando información de utilidad que permitirán tomar acciones preventivas". 

Te puede interesar