Grooming: El acoso y abuso sexual a través de internet a niños, niñas y adolecentes

Opinión Por Vanesa García Carbone
grooming

El Grooming (publica el portal mentalweb.net en un artículo de autoría de Vanesa García Carbone), se configura como delito en el año 2013, a partir de la sanción del Art.131 de la ley de 26.904 del Código Penal Argentino

Se trata de un delito sexual complejo, en algunos casos iniciador, ya que muchas veces, el delito de grooming también aparece acompañado de otros delitos, como producción, distribución, tenencia, comercialización de material de abuso sexual contra las infancias (la mal llamada pornografía infantil) sextorsión, amenazas, lesiones, abuso sexual incluso llegar al femicidio u homicidio, por eso se dice que la pederastia digital es un delito que crea oportunidades para otros delitos, por lo que se considera al Grooming otra forma de abuso sexual contra las infancias.

groomingINFORME ESPECIAL: Grooming- "El Pederasta Digital"

Esto nos enfrenta con un cambio de paradigma en el fenómeno del delito, donde los niños y niñas están siendo abusados sin la necesidad de contacto e Internet como responsable del 95% del M.A.S.I que circula (material de abuso sexual contra las infancias) una auténtica pandemia, su consumo esta extendido a todo el mundo, no es un delito nuevo, Internet ah revolucionado el mundo del M.A.S.I debido a la facilitación en el proceso de descarga, brindando acceso anónimo sin restricciones, reduciendo los costos.

Pero el Grooming, no solo opera dentro de un mundo digital, este  puede ejecutarse en una o dos fases dependiendo de las características de la personalidad, motivación y agresividad de quien lo comete, el Groomer (adulto que acosa y abusa sexualmente a través de Internet a un niño, niña y adolescente) y ser cometido en forma individual o grupal. Hablamos de una “Fase digital” y otra “Fase  Presencial” Debemos comprender que en la “Fase Digital” todo sucede dentro de una comunidad digital que simula un mundo en el cual los usuarios interactuar entre sí a través de avatares.

El delito puede quedar  en instancia digital y no avanzar o por el contrario, puede tornarse más complejo y traspasar su propia digitalidad. Lo que inicialmente comenzó dentro del universo digital se puede trasladar al mundo físico, la “Fase presencial o Física”  instancia en la que el Groomer logra concretar directamente un encuentro físico con la víctima.

Los Groomers pueden utilizar su verdadera identidad de igual forma que pueden hacerse pasar por niños, niñas y adolescentes para poder contactarse con ellos, otorgándoles una aparente seguridad y amistad incondicional para conseguir posteriormente fotos o vídeos íntimos con desnudos o actitudes sexuales explícitas, o bien de acuerdo al perfil psicológico criminal del Groomer al cual que tengamos en frente, todo lo contrario. En cualquiera de estos casos, los efectos provocados son traumáticos y duraderos sobre el estado psíquico de los niños, como los riesgos extremos sobre la integridad física y la propia vida.

Voyeristas, otra de las parafilias encontradas para este delincuente con una gran necesidad de adrenalina y cuota de perseverancia, combinado  una víctima vulnerable con la ausencia de control parental. Esto esta directamente relacionado con la teoría de la Oportunidad (Wilcox, Lan y Hun 2003) sin un autor motivado, el delito no existe, sin una victima expuesta o potencial, tampoco, entonces si esa victima estuviera debidamente cuidada, no existirá la oportunidad, ni el delito, si falta alguno de estos elementos el delito no ocurrirá.

Este tipo de delincuentes sexuales observaran a las víctimas potenciales para determinar cual podría ser una víctima expuesta o con mayor grado de vulnerabilidad (comportamiento predatorio) poseen cierto optimismo con sensación de permisividad respecto del resultado de su acción antijurídica y culpable, “Puedo seguir adelante porque no voy a ser descubierto” y la falta de resistencia por parte de la victima, les hace suponer un deseo de tener contacto, esto es un claro mecanismo cognitivo dirigido a auto-justificar su conducta.

El Groomer posee una perversión sexual en la que el objeto de deseo y elección es un niño o adolescente, percibiéndolos como objetos de placer sexual, sin importarles la experiencia traumática ocasionada a la víctima.

Acumulará abundante M.A.S.I para fantasear cuando no tenga víctimas expuestas a la vista, el motor de su accionar serán sus fantasías, las motivaciones dependerán según el tipo de personalidad del Groomer, en los tipos más agresivos las mismas poseen un tono de control, ira, dominación, poder, basado en la satisfacción de producir miedo o temor a la víctima, abordándolas rápidamente y sexualizando inmediatamente el diálogo con amenazas.

Sin dudas, Internet posee un lado oscuro aún desconocido por muchos, donde se estima según Grooming Argentina en el 2020 que alrededor 1.500 millones de niños, niñas y adolescentes de todo el mundo afectados por el delito de Grooming durante la pandemia por Covid-19, debido a la cantidad de horas diarias conectados en la cuarentena social, preventiva y obligatoria.

Por  Vanesa García Carbone 

Criminóloga y Criminalista, especializada en Perfiles Criminales. Coordinadora del área de Criminología y Criminalística ONG GROOMING ARGENTINA. Miembro del Comité Científico Nacional de Trastornos de la Personalidad y Psicopatías. Investigadora Forense relacionada con la figura del Groomer, el delito de Grooming, M.A.S.I y Explotación sexual contra las Infancias. Conferencista.

Fuente: https://www.mentalweb.net/grooming-acoso-y-abuso-sexual-a-traves-de-internet-a-ninos-ninas-y-adolescentes/

Agradecimiento: @mentalwebok- mentalweb.net

Te puede interesar