Rusia admitió no tener capacidad para satisfacer la demanda mundial de su vacuna Sputnik V

Internacionales 18 de febrero de 2021
Rusia no tiene capacidad para satisfacer la demanda internacional de la vacuna Sputnik V. “La demanda de la vacuna rusa en el exterior es realmente alta. Es tan alta que supera considerablemente las capacidades productivas”, admitió hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.
sputnik

Rusia comunicó que por la alta demanda de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en el mundo carecen de la capacidad de cumplir con esos requerimientos. El vocero del Kremlin Dmitri Peskov dijo que “la demanda en el exterior es realmente alta, tanto que supera considerablemente las capacidades productivas”. Entre los países que esperan nuevos lotes de inmunizaciones está la Argentina.

Peskov explicó en conferencia de prensa que la campaña de vacunación nacional es “prioridad absoluta” para el gobierno de Vladimir Putin. Sostuvo que usan “todas las capacidades de producción, que en primera instancia trabajan para el mercado interno”.

El director Fondo de Inversiones Directas Ruso Kirill Dmitriev dijo en una entrevista al Financial Times que firmaron contratos con 15 farmacéuticas de diez países, que podrían producir alrededor de 1400 millones de dosis que servirían para inocular a 700 millones de personas.

Cual es la situación de Argentina.

El Gobierno tiene un acuerdo por 20 millones de vacunas Sputnik V, y la semana pasada llegó un cuarto vuelo desde Rusia con 400 mil dosis. Arribaron con demoras, ya que hubo una fuerte nevada en Moscú. El primero de los viajes que transportó una partida de vacunas llegó a la Argentina fue el 24 de diciembre con 300.000 dosis, en tanto que el segundo fue el 16 de enero con otras 300.000. Mientras que el tercero arribó a Ezeiza el jueves 28 de enero con 240 mil inmunizaciones, de las cuales 20 mil fueron destinadas a Bolivia.

Esta semana llegó una partida de 580 mil dosis contra el COVID-19 de la marca Covishield, que produce el laboratorio Serum Institute de la India y que son desarrolladas por AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Demostró una eficacia del 90% contra la enfermedad luego de aplicadas ambas dosis de la inmunización.

El Gobierno acelera las gestiones para traer este mes un millón de vacunas desarrolladas por el laboratorio estatal chino Sinopharm, con el que se discute un acuerdo por un total de 30 millones de dosis para este año.

A esta negociación se suman las conversaciones con el Instituto Butantan, laboratorio brasileño que tiene licencia para desarrollar la vacuna china de Sinovac. Además siguen las charlas con Pfizer, laboratorio al que el ministro de Salud Ginés González García acusó de poner condiciones “casi inaceptables”.

El frente de negociaciones también incluye charlas con el laboratorio Moderna y la farmacéutica norteamericana Janssen. Además hay charlas con la firma CanSino, aunque no hay precisiones sobre el posible convenio.

Además la Argentina trata de posicionarse en la carrera por la vacuna israelí contra el COVID-19, que se encuentra en la fase 2 de investigación pero que de obtener buenos resultados podría convertirse en una nueva alternativa de inmunización para el país.

Te puede interesar