Malvinas: Boris Johnson ratificó la base militar "permanente" y el Gobierno pidió que termine el "colonialismo"

Internacionales 16 de marzo de 2021
El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró que el Reino Unido "mantendrá una presencia permanente" en las Islas Malvinas para "disuadir y defender contra amenazas estatales y no estatales" al archipiélago del Atlántico Sur, tras lo cual Argentina reclamó que se ponga "fin al colonialismo".
boris-johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró que el Reino Unido "mantendrá una presencia permanente" en las Islas Malvinas para "disuadir y defender contra amenazas estatales y no estatales" al archipiélago del Atlántico Sur.

Además, el mandatario europeo anunció que destinará 24 mil millones de libras en defensa, incluida la renovación de sus armas nucleares.

"Todas nuestras metas internacionales se basan en la seguridad de nuestra gente y en persuadir a aquellos que podrían hacernos daño", remarcó el líder conservador al exponer sobre la Revisión Integrada de Seguridad, Defensa, Desarrollo y Política Exterior en la Cámara de los Comunes.

En su presentación en el Parlamento británico, Boris Johnson no se refirió puntualmente a la situación de los territorios de ultramar, entre los que se encuentran las Islas Malvinas, pero sí atendió la cuestión en un informe oficial titulado "Global Britain in a Competitive Age".

De acuerdo al periódico inglés The Telegraph, la estrategia internacional establece cómo el Reino Unido protegerá sus 14 enclaves "disuadiendo y defendiendo de las amenazas estatales y no estatales".

En ese documento, que el premier explicó este martes en la Cámara de los Comunes, se remarca que Londres va a "mantener una presencia permanente en las Islas Malvinas", al igual que en la Isla Ascensión y el Territorio Británico del Océano Índico.

El primer ministro británico también señaló que la semana que viene el secretario de Defensa, Ben Wallace, brindará detalles sobre la renovación del material militar, iniciativa que también buscan que tenga impacto en la creación de puestos de trabajo.

"Al fortalecer a nuestras Fuerzas Armadas, extenderemos la influencia británica mientras simultáneamente creamos puestos de trabajo a lo largo del Reino Unido reforzando la unión y maximizando nuestros avances en ciencia y tecnología", explicó Johnson.

Tras los dichos del británico, el Gobierno cuestionó la decisión de ratificar la base militar en las Islas Malvinas en base a "la tradicional mirada colonialista" del Reino Unido y llamó a Londres a "escuchar a la comunidad internacional".

"La República Argentina sostiene una vez más que el Reino Unido debe escuchar a la comunidad internacional que promueve el fin del colonialismo en el mundo y que en particular en el caso de las Islas Malvinas ha planteado, a través de la Resolución 2065 de Naciones Unidas, que el camino para la solución del diferendo por la soberanía es el diálogo bilateral", sostuvo la Cancillería.

A través de un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto subrayó que las "consideraciones postuladas" por Johnson "reiteran la tradicional mirada colonialista del Reino Unido sobre las Islas Malvinas y el conjunto de posesiones británicas alrededor del mundo".

"Para la Argentina no expresan novedad respecto de la política colonial británica. Bajo el argumento no reconocido por las Naciones Unidas de defender el `derecho a la libre determinación´, Reino Unido sostiene la ilegítima presencia en el Atlántico Sur, con el objetivo de apropiarse de las riquezas que allí existen y controlar tanto el acceso a la Antártida como del pasaje bioceánico entre el Atlántico y el Pacífico", añadió el texto difundido por el Palacio San Martín.

El Gobierno reiteró que "denuncia en forma permanente que uno de los objetivos principales del Reino Unido es sostener una base militar en Malvinas", a la vez que señaló que "ha denunciado reiteradamente que esta base viola la resolución 31/49 de las Naciones Unidas que prohíbe las acciones unilaterales en la zona en disputa, como lo es esta base militar".

"Esta situación ocurre además en un contexto de profunda preocupación por parte de quienes creen que el Brexit ha debilitado la posición británica en el mundo y en particular afectados por la exclusión de los territorios de ultramar como Malvinas, Sándwich del Sur y Georgias del Sur y de los espacios marítimos circundantes del tratado de libre comercio con la UE", destacó.

Finalmente, la Cancillería insistió en que "sólo reconoce el diálogo, la diplomacia y la paz como los únicos caminos para recuperar el ejercicio de la soberanía en las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes".

Te puede interesar