Pederastas Digitales: "Jaque mate a la mente de un niño"

Informe Especial 10 de abril de 2021 Por Vanesa García Carbone
Ser niñas o adolescentes y tener menos de 18 años de edad dentro del universo digital es hoy en día un factor de alto riesgo si no cuentan con herramientas o mecanismos que las protejan de ser víctimas potenciales de los Pederastas Digitales
ciberdepredadores

Es sabido dentro del campo de las TICs que las niñas y adolescentes de 9 a 17 años de edad según las estadísticas, 7 de cada 10 son víctimas en la mira de los Pederastas Digitales a nivel mundial, no solo por pertenecer a uno de los colectivos más vulnerables si no por poseer otra de las características motivacionales para estos depredadores sexuales como lo es pertenecer al género femenino. Ser niñas o adolescentes y tener menos de 18 años de edad dentro del universo digital es hoy en día un factor de alto riesgo si no cuentan con herramientas o mecanismos que las protejan de ser víctimas potenciales de los Pederastas Digitales 

Un Ciberdepredador reincidente que se encuentra a la caza de víctimas vulnerables, en donde se conjuga la existencia de ciertas características personales que pueden volver aún más vulnerables a las niñas y adolescentes, como ser la falta de autoestima,  problemas emocionales en el entorno familiar y afectivo, retrasos madurativos, violencia entre los padres, adicciones en la familia, falta de diálogo familiar como relaciones problemática con la madre o el padre. En estos casos, la niña o adolescente podría caer con mayor facilidad en manos de este digital pedophile que hará cuanto sea necesario, dedicando todo su tiempo y atención a llenar cada uno de los espacios detectados como vacíos, sean de cariño o cuidado ya que la elección de estos depredadores jamás será azarosa. De forma tal que para calcular el riesgo que corre la víctima se utilizarán factores tales como la edad, estilo de vida, cuidado parental, diferentes factores de riesgo que se clasifican en alto, moderado y bajo, puesto que este tipo de delincuente sexual irá tras víctimas catalogadas de alto riesgo, las más vulnerables porque claramente no saben defenderse bien, en definitiva una víctima ideal debido al grado de vulnerabilidad. 

Fedra de 23 años de edad, víctima de Grooming a los 10 años, fue presa mentalmente de un pederasta digital hasta los 17 años edad, hasta el día de hoy tiene una lucha diaria y constante entre antidepresivos y el sentimiento de terror que le produce pensar que sus fotografías y videos desnuda podrían aparecer en alguna red social nueva o sitio Web, Fedra perdió la tranquilidad para siempre, hace 4 meses en lugar de poder disfrutar de la vida como lo debería hacer una mujer plena de 23 años, tuvo un último intento de suicidio. Las redes sociales no fueron diseñadas por psicólogos infantiles que quieren proteger y cuidar a sus hijos, fueron creadas por mentes  brillantes al servicio de grandes empresas manipuladoras con plataformas que deberían ser aún más responsables de lo que son.

Es importante empoderar a las niñas y adolescentes a través del uso de las tecnologías de información y comunicación a edades tempranas, de esta manera los únicos que perderán serán los Pederastas Digitales...

 

Pensemos en lo que serán las consecuencias para las niñas y adolescentes que crecerán en estas realidades, cambiaran radicalmente su vida debido a los efectos negativos de las agresiones sexuales contra las infancias, sus efectos y consecuencias psicológicas a lo largo de los años dejarán a su paso niñas y adolescentes que sin el adecuado tratamiento terapéutico o intervenciones fallidas podrían convertirse en adultas con problemas emocionales de todo tipo, es decir ,bajo rendimiento académico, abandono de sus estudios, problemas laborales negativos , conflictos para relacionarse con el mundo exterior, problemas en su relaciones de pareja, intentos  de suicidio, adicciones, madres que en el futuro podrían ejercen  maltrato físico o emocional, innumerables efectos negativos que modificaran su vida adulta para siempre.

Por esa razón es realmente importante comenzar a promocionarles a nuestras hijas las herramientas necesarias para crecer seguras y empoderadas conociendo los peligros a los que se pueden enfrentar, si en la calle no lo hacen en casa tampoco. Debemos acompañarlas con supervisión parental ya que creer que porque están en casa se encuentran seguras, será un error con un alto costo a pagar. Mientras que desde su infancia se les alaba lo hermosa y bella que son lo que es peor, no se suele hacer hincapié en su inteligencia, valentía o personalidad, se prioriza un peinado por sobre sus fortalezas y talentos, situaciones que van marcando roles y estereotipos de género arraigados en la sociedad, del mismo modo que con los mensajes equivocados moldearemos el fruto de nuestras equivocaciones.

Debemos acompañarlas con supervisión parental ya que creer que porque están en casa se encuentran seguras, será un error con un alto costo a pagar...

En otras palabras la educación es el arma más poderosa y revolucionaria contra la violencia sexual machista, esto podría tener un claro efecto preventivo, ya que brindando las herramientas necesarias lograremos un posible efecto disuasorio de aquel que pretenda menoscabar la integridad sexual de una niña y adolescente, debemos ir a la raíz del problema para romper los estereotipos basados en el género, como también nuestras hijas necesitan ver que ambos padres tienen una participación importante en su educación y el hogar, siendo menester la tarea de la familia que viva con ella para cambiar el rol de la mujer en nuestra sociedad. 

De ello resulta necesario decir que las niñas y adolescentes desde pequeñas deben conocer referentes fuertes e independientes con capacidad de salir adelante por sí mismas, mujeres que nos inspiren a persistir en los momentos más difíciles, es nuestra tarea como educadores proporcionarles esas imágenes de mujeres líderes de todo el mundo en busca de inspiración, mujeres que forjaron la paz, persistieron e impulsaron la innovación contra todo pronóstico, “Una niña, un lápiz, puede cambiar el mundo” Malala Yousafzai, Premio Nobel de la Paz, 2014, éste tipo de líderes y sus experiencias pueden servir para superar enormes desafíos alentando a otras. 

Como se ha mostrado estadísticamente la experiencia indica que durante las crisis sanitarias la violencia sexual aumenta, sucedió durante las epidemias del Ébola 2014-16, Zika 2015/16 y nuevamente con el COVID - 19 en 2020. La Pandemia por COVID-19 ha cambiado el mundo, recordaremos por siempre el cierre de negocios, restaurantes y escuelas, enviando a millones de personas a sus hogares y más de 861.7 millones de niños y jóvenes en 119 países afectados al tener que hacer frente a la pandemia global, situación que trajo aparejado como consecuencia un aumento en el tráfico de Internet, plataformas digitales por esos días y con ello la salud mental de muchos niños se vio ampliamente comprometida. 

En conclusión, conviene enfatizar que necesitamos urgentemente empoderar a las adolescentes comenzando por proporcionar recursos y herramientas de conocimiento, de igual manera que es fundamental construir niñas y adolescentes con fortaleza, autonomía y luchadoras de sus sueños seguras de sí mismas. Debemos construir su autoestima con dedicación, enseñarles mujeres referentes para que potencien su personalidad, fomentar sus cualidades, alentarlas en sus opiniones en búsqueda por la verdad, hablarle de los riesgos en Internet con total y absoluta claridad, entendiendo que el mundo cambio y la seguridad hoy debe ser tanto física como digital.

Por:  García Carbone Vanesa, Criminal Profiling. Directora de la Diplomatura Universitaria en Perfilación Criminal de Pederastas Digitales en la Universidad Abierta Interamericana, Líder del Equipo de Análisis de la Conducta Criminal y Victimológico de la ONG Grooming Argentina. Investigadora  Forense del Observatorio de Cibercrimen y Evidencia Digital en Investigaciones Criminales , Coordinadora Nacional del área de Criminología y Criminalística de la ONG GROOMING ARGENTINA. Miembro del Comité Científico Nacional de la Sociedad Argentina de Trastornos de la Personalidad y Psicopatías –SATP. Autora: El Perfil Criminal del Groomer

 

Te puede interesar