A partir de agosto las transferencias entre empresas por apps y billeteras virtuales pagarán el Impuesto al Cheque

Nacionales 08 de mayo de 2021
El impuesto alcanzará exclusivamente a las operaciones de personas jurídicas (esto es, empresas) que operan a través de Mercado Pago, Ualá y cualquier otro de los 55 PSPs listados en el respectivo registro del Banco Central.
mercado-pagojpg

Mediante el decreto 301 publicado este sábado en el Boletín Oficial, el gobierno dispuso que a partir del 1 de agosto las operaciones de compra y venta realizadas a través de Proveedores de Servicios de Pago (PSP) estarán alcanzadas por el impuesto a los débitos y créditos bancarios, más conocido como “impuesto al cheque”.

De este modo, los Proveedores de Servicios de Pago empezarán, a partir de agosto, a actuar como agentes de liquidación y percepción del impuesto a los débitos (0,6%) y a los créditos (0,6%), al igual que las operaciones a través de bancos y financieras, que venían reclamaban esta medida, por considerar que los PSP teníanuna ventaja fiscal o competitiva, al no ser afectados por el impuesto al cheque.

Al respecto, el decreto invoca “que uno de los principios del derecho tributario es la igualdad en el tratamiento impositivo, de acuerdo a lo establecido en el artículo 16 de la Constitución Nacional, el Estado debe resguardar la competencia en igualdad de condiciones”.

DECRETO 301-2021 by anibal rachid on Scribd

La letra del decreto

En su artículo 1, el decreto establece que “Tratándose de movimientos de fondos en cuentas de pago, los Proveedores de Servicios de Pago (PSP) o las empresas dedicadas al servicio electrónico de pagos y/o cobranzas por cuenta y orden de terceros, según corresponda, serán los encargados de actuar como agentes de liquidación y percepción, encontrándose el impuesto a cargo de los titulares de las cuentas respectivas. Y en su artículo 2, reafirma las alícuotas vigentes al señalar que “tratándose de movimientos de fondos en cuentas de pago, la alícuota general del impuesto mencionada en el párrafo anterior, será del SEIS POR MIL (6 ‰) para los créditos y del SEIS POR MIL (6 ‰) para los débitos, resultándoles de aplicación, de corresponder, las alícuotas reducidas dispuestas en este artículo.

El mismo artículo aclara que “cuando se lleven a cabo extracciones en efectivo …. el cargo no será aplicable “a las cuentas cuyos titulares sean personas humanas o jurídicas que revistan y acrediten la condición de Micro y Pequeñas Empresas”.

Entre los fundamentos, el decreto señala que la emergencia económica y las medidas dispuestas para contener la pandemia de coronavirus “favorecieron la expansión de las transacciones de pago por plataformas electrónicas” y hasta adjudica el mérito de esa expansión a medidas de promoción del Estado, como la la ley de Economía del Conocimiento.

La aplicación del impuesto al cheque afectará fundamentalmente a las operaciones de compra de empresas y comercios con sus proveedores y las de venta a otras empresas cuyos pagos se cursen a través de PSPs. A su vez, tenderá a encarecer los precios que carguen a los bienes y servicios que ofrezcan a sus clientes particulares, aunque en la liquidación este costo no aparezca como un impuesto.

Te puede interesar