Dura crítica de los dirigentes sociales Juan Grabois y Emilio Pérsico a la tarjeta "Alimentar"

Nacionales 09 de mayo de 2021
"La tarjeta Alimentar es una política estúpida" criticó Juan Grabois, quien se suma a la que ya había manifestado otro referente de movimientos sociales como Emilio Pérsico, quien manifestó "es pan para hoy, hambre para mañana".
grabois persico

El dirigente social Juan Grabois cuestionó al Gobierno Nacional por basar su política económica para los sectores vulnerables en el refuerzo de la tarjeta Alimentar, medida que calificó de "estúpida".

"Finalmente, el gabinete económico definió romper el chanchito que parecía reservado exclusivamente para Kristalina Georgieva, mientras en la Argentina crece la pobreza y la desigualdad. Bien. Gran decisión. El problema es que se decidió aplicar los recursos a una política que solo puedo calificar con una palabra. Es una política estúpida", arremetió. 

El problema es que se decidió aplicar los recursos a una política que solo puedo calificar con una palabra. Es una política estúpida"

Grabois explicó que considera "estúpida" esa política porque "no hay mala intención", pero "carga un enorme desconocimiento de la realidad, un temor reverencial a los formadores de opinión, una confianza infantil en los formadores de precios, una enorme desvalorización de los trabajadores, una enorme sobrevaloración de los tecnócratas y una adicción inocultable a los focus groups".

En una nota periodística bajo el título "La tarjeta Alimentar no es Justicia Social", el líder del Frente Patria Grande rescató que "teniendo en cuenta la situación dramática que vive nuestro pueblo, con niveles de pobreza y desigualdad catastróficos, que más familias tengan una tarjeta para comprar alimentos es algo", "un consuelo frente a tanta malaria".

Sin embargo, Grabois consideró que el Gobierno "comete errores permanentes por una incomprensible ceguera", y dijo que siente "la obligación de poner en debate la decisión de profundizar el camino iniciado con la Tarjeta Alimentar".

"Nadie tiene la receta para resolver las injusticias sociales que padece la Argentina, pero hay algo seguro: masificar el asistencialismo no es el camino.

La Tarjeta Alimentar es eso. Es también la reproducción aggiornada de los programas de trasferencia condicionada de ingresos del menemismo. Es una política “focalizada” de cuño neoliberal porque no consagra derechos permanentes, no crea puesto de trabajo, no genera bienes sociales durables, no promueve el desarrollo humano integral", reflexionó sobre la política de ayuda alimentaria para casi dos millones de personas.

"La Tarjeta Alimentar es un ejemplo de asistencialismo puro. No podemos hablar de una ampliación de derechos porque esta prestación no forma parte del sistema nacional de Seguridad Social como la Asignación Universal por Hijo", comparó.


La crítica de Grabois se suma a la que ya había manifestado el referente del Movimiento Evita y funcionario del ministerio de Desarrollo Social Emilio Pérsico, quien criticó duramente el funcionamiento de la Tarjeta Alimentar, cuyos beneficios fueron ampliados recientemente por el Gobierno nacional, al considerar que se trata de "pan para hoy y hambre para mañana".

“El gasto en ayuda directa, la tarjeta Alimentar, nos incluye como consumidores, pero eso no es inclusión social, la única inclusión es el trabajo. No resuelve el problema de la inflación, porque se la come la inflación. La tarjeta es pan para hoy y hambre para mañana”, expresó el funcionario en un video grabado y difundido a distintas agrupaciones sociales tanto oficialistas como opositoras.

“El gasto en ayuda directa, la tarjeta Alimentar, nos incluye como consumidores, pero eso no es inclusión social, la única inclusión es el trabajo. No resuelve el problema de la inflación, porque se la come la inflación. La tarjeta es pan para hoy y hambre para mañana”

La sorpresiva crítica se produce a horas de que el presidente Alberto Fernández anunciara la ampliación de los beneficios otorgados por la Tarjeta Social.

El anuncio fue realizado en forma conjunta por el presidnente Fernández y el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, de quien depende el propio Pérsico, tras la reunión de la Mesa del Hambre.

El dirigente de origen piquetero considera que los 250 mil millones de pesos destinados a la Tarjeta Alimentar podrían destinarse con los fondos destinados a financiar planes de construcción de viviendas, con el fin de emplear a "trabajadores de la economía popular".

“Como decía (Juan Domingo) Perón, la plata tiene que dar tres y cuatro vueltitas en la sociedad, pasar por las manos de tres o cuatro compañeros, para lograr un desarrollo armónico. Necesitamos una política fuerte de trabajo, ese es el objetivo central de las organizaciones”, expresó Pérsico.

Tras los últimos anuncios del Gobierno, la Tarjeta Alimentar alcanzará a adolescentes de hasta 14 años, cuando antes el beneficio solo llegaba a niños de hasta seis años.

“Los montos de la tarjeta se mantendrán más o menos igual: 6000 pesos para una padre con hijo, 9000 pesos para quienes tengan dos, y 12.000 para las madres de tres o más hijos. Vamos a incrementar un 50% del universo al que llega la tarjeta Alimentar. Vamos a invertir 250 mil millones de pesos en este programa”, explicó este viernes el presidente Fernández.

"Nada me preocupa más que el hambre de los argentinos. Y más me preocupa cuando veo que los chicos y las chicas menores de 14 años, seis de cada diez de ellos, están bajo la línea de pobreza", expresó el mandatario tras la reunión con la Mesa del Hambre, integrada por varios actores políticos y sociales.

Te puede interesar