El dato: Una comparación entre la inflación, salarios y los precios de la canasta básica en los últimos 10 años

Informe Especial 12 de mayo de 2021 Por Dihcar Labina
Los precios de los artículos que componen la canasta básica familiar subieron 2.413% en los últimos diez años, y la inflación en el mismo período, fue del 1742% en Argentina muy por encima de los salarios y de las jubilaciones.
inflacion

Se trata de una canasta de 19 artículos, entre los cuales se encuentran aceite, azúcar, carne, fideos, leche, quesos, yerba y huevos: "el ABC del consumo", según un informe del Centro de Almaceneros cordobés quien evaluó el incremento de precios de esos artículos de la canasta básica, desde abril de 2011 a la actualidad, que se ubicó en un 2.413%..

Pero también hubo algunos con subidas estratosféricas: la batata subió un 3.483 por ciento (de 1,56 a 55,90 pesos); la carne vacuna, un 3.152 por ciento (de 25,71 a 836 pesos), y la yerba mate, un 3.102 por ciento (de 11,76 a 376,50 pesos ).

Según los datos, la inflación fue del 1742%, en los últimos diez años, el salario mínimo, vital y móvil aumentó un 1.044% en el mismo período y la jubilación mínima, 1075%. "Frente a ese 2.413% de aumento de precios, vemos claramente quienes son los perdedores...

Argentina es el único país de la región, sacando Venezuela, que presenta una inflación acumulada de dos dígitos.

El año pasado, la inflación fue de un dígito en países como Uruguay (9,4%), Brasil (4,5%), Chile (3,0%), Paraguay (2,2%), Bolivia (2,2%), Perú (2,0%); en tanto nuestro país cerró con una inflación del 36,1 por ciento.

En tanto si vamos a la inflación acumulada de los últimos 5 años vemos que en nuestro país ésta superó el 437%, mientras que en Uruguay fue del 48%, en Brasil del 24%, en Bolivia del 12%, en Paraguay del 18%, en Colombia del 14%, en Chile del 14% y en Perú del 11%. Es decir, lo que nosotros acumulamos de inflación en un año, muchos de nuestros vecinos ni siquiera llegar a acumularlo en 5 años.

Por último, si medimos la inflación de los últimos 10 años vemos que ésta fue del 1742% en Argentina cuando en Uruguay fue del 122%, en Brasil del 74%, en Bolivia del 45%, en Paraguay del 43%, en Colombia del 44%, en Chile del 36% y en Perú del 32%. 

SALARIOS

El salario mínimo, en cambio, se actualizó solo 1.074 por ciento en el mismo período, de 1.840 pesos a 21.601 pesos. Y a la jubilación mínima le fue mejor, pero tampoco le alcanzó para alcanzar la espiral inflacionaria: se incrementó 1.575%, de 1.227,78 pesos a 20.571 pesos.

Volvamos a los datos y observemos la estrecha relación entre ambas variables; en la Argentina entre el 2007 y el 2014, la expansión de la Base Monetaria se encontraba en un 25% de promedio anual, mientras que la inflación en esos mismos años también fue del 24 por ciento.

Otra vez, en los próximos meses se va a estar hablando de la aceleración de la inflación que se proyecta va promediar entre el 3% y el 4% mensual y va a superar holgadamente el 29% presupuestado; cerrando el año entre el 40% y el 50% de inflación anual. Esto, luego de que en 2020 se haya emitido a un ritmo diario anual de entre el 60% y el 90%. Y, a pesar de que el ritmo de emisión se redujo al 30%, lo cierto es que esto se generó por un incremento de la deuda remunerada que alcanzó un récord de $3 billones. 

Si este relevamiento lo comparamos con los ingresos, claramente vemos que los salarios y las jubilaciones han sido los perdedores. Los ingresos de la familias se derrumbaron en los últimos diez años.

Te puede interesar