Qué deben hacer los pasajeros con vuelos cancelados, luego de la decisión del Gobierno Nacional

Nacionales 28 de junio de 2021
Luego del anuncio de las medidas que restringen la llegada de vuelos desde el exterior, las compañías aéreas comenzaron a informar la cancelación y reprogramaciones de sus vuelos. El Gobierno nacional redujo de 2000 a 600 la cantidad de pasajeros que pueden ingresar por día desde el exterior.
vuelos cancelados

Desde Aerolíneas Argentinas informaron que los pasajeros con tickets emitidos en una agencia de viajes, deberán contactarse con la agencia para realizar cualquier tipo de gestión, mientras que los que tienen tickets emitidos en Aerolíneas Argentinas se podrán poner en contacto con la empresa, en el caso de necesitar viajar con urgencia, o podrán reutilizar su ticket sin costo siempre antes del 15 de diciembre de 2021.

Por su parte, la empresa LATAM, informó que solo tiene aprobado un vuelo, con una limitación de 150 pasajeros: “Únicamente el siguiente vuelo entre el 1° y 12 de julio: 1 de Julio - LA2467 Lima – Buenos Aires 21:12h - 03:40h y el 2 de julio LA2468 Buenos Aires – Lima 04:55h - 07:47h”.

Hasta la semana pasada ingresaban a la Argentina un promedio diario de 2000 pasajeros. De ahora en más, el cupo permitido será de 600 pasajeros por día.

Quienes regresen del exterior entre el 1° de julio y el 31 de agosto están obligados a aislarse en los lugares que determinen los gobiernos provinciales y de CABA, durante 10 días contados desde el testeo realizado en el país de origen. La estadía en los lugares de aislamiento, que podrían ser hoteles, estarán a cargo del pasajero.

Según informó el Gobierno, se controlará que quienes ya regresaron de viaje estén cumpliendo el aislamiento en sus domicilios. Se radicarán denuncias penales en caso de verificarse el incumplimiento del aislamiento (de acuerdo con los artículos 205 y 239 del Código Penal), por violación a medidas contra epidemias y desobediencia a autoridad pública, sancionadas con prisión de seis meses a dos años y con prisión de quince días a un año, respectivamente.

Los viajeros deberán hacerse un testeo para poder abordar el avión con destino a la Argentina. Además, deberán volver a testearse al llegar al país y, una vez más, al séptimo día desde el ingreso.

Quienes resulten negativos, al ingreso al país, deberán cumplir con el aislamiento en los lugares que dispongan los gobierno provinciales y de la CABA y deberán realizar un nuevo test para finalizarlo.

Quienes resulten positivos, al ingreso al país deberán realizar otro testeo de secuenciación genómica y, junto con sus contactos estrechos, cumplir aislamiento en los lugares que indiquen las autoridades nacionales, hasta su traslado seguro hasta la residencia si correspondiera. El viajero también deberá declarar los lugares donde estuvo los últimos 14 días previos al reingreso al país.

Al igual que las estadías en los lugares del aislamiento, los testeos deberán ser pagados por el pasajero.


En tanto, el Foro Argentino de Consultores de Viajes (Facve) señaló su “preocupación y disconformidad” sobre las nuevas nuevas medidas que limitan el cupo de ingreso de pasajeros por día y reducen las frecuencias de vuelos. “Según las últimas cifras oficiales, la crisis causada por la pandemia COVID-19 redujo los arribos y las partidas internacionales en un 77% y un nuevo cierre resulta crítico para la industria”, expresaron.

“Esta situación implica directamente volver a cero la incipiente recuperación de la actividad y reducir aún más la conectividad de Argentina con el mundo. Para nuestro país, medidas de estas características; además de impactar fulminantemente en la actividad económica del sector viajes; podría desencadenar también en importantes consecuencias de pérdida de rutas y líneas aéreas”, advirtieron.

Desde el comienzo de la pandemia, varias aerolíneas que operaban en la Argentina —Latam Argentina, Qatar Airways y Air New Zealand— abandonaron el mercado local y otras (como Emirates, Ethiopian Airlines, Alitalia, Gol, Azul Linhas Aéreas Brasileiras y Air Canada) suspendieron sus operaciones.

Las agencias de viaje señalaron que las nuevas restricciones implican hacerse cargo de la atención de sus clientes en un marco de mayor incertidumbre, tanto para informar como para asistir reprogramaciones y resolver las inquietudes, ante este escenario cambiante.

Te puede interesar