Tiempos electorales: El ex vicegobernador Arcando anticipó dos frentes, su apoyo a Melella, pero no descartó la unidad

Locales 06 de julio de 2021
“Por ahí puede haber una sorpresa y que estemos todos juntos en un frente electoral”, dijo el justicialista, luego de reconocer conversaciones con FORJA y un acercamiento que “siempre” tuvo con Gustavo Melella. Resta discutir con el resto de los dirigentes del peronismo que lo acompañan pero las diferencias con La Cámpora parecen irreconciliables.
arcando 2

En declaraciones a FM La Isla, el ex vicegobernador y gobernador de la provincia en la transición Juan Carlos Arcando adelantó la conformación de dos frentes alineados con el oficialismo nacional y, en forma personal, ya expresó su apoyo al gobernador Gustavo Melella. Forman parte de su sector varios referentes del PJ y resta el diálogo interno para conocer las definiciones de todas estas líneas del peronismo que no comulgan con La Cámpora.

Arcando sostuvo que, “siempre uno tiene ganas de participar y veremos los acuerdos políticos que se pueden llevar adelante. El 14 se van a definir los frentes electorales y culmina el 24 con la presentación de las listas. Hemos estado conversando con algunos legisladores, como Ricardo Furlan y Federico Bilota, hablamos con Juan Carlos Pino, con Daniel Harrington también pero está muy abocado a la gestión de gobierno municipal, así que tratamos de no involucrarlo en estas charlas que estamos manteniendo”.

“En Río Grande hablamos con militantes del justicialismo que están involucrados en estas charlas que estamos teniendo. A muchos peronistas no les cayó bien la elección de las autoridades en el último congreso partidario. Creo que hay compañeros dentro del justicialismo con mucha trayectoria para guiar los destinos de un congreso partidario y no les cayeron bien algunos que lideran esta conducción”, expuso sobre las diferencias con el vuotismo.

Recordó que “el presidente del congreso es Martín Pérez y Victoria Vuoto está como vicepresidente. Algunos consideran que podrían haber estado los que tienen mucha trayectoria en el justicialismo y son congresales provinciales que podrían haber estado dentro de las autoridades, pero los nombres se consensúan entre los sectores mayoritarios”.

“Nosotros estamos charlando con todos los sectores y no tenemos intención de imponer ningún nombre. Veremos quién nos representará en el espacio al que podamos integrarnos. La afinidad está con aquellos que pensamos de una forma distinta con algunos dirigentes y no le voy a poner nombre y apellido, pero a buen entendedor, pocas palabras”, manifestó.

“Nadie puede decir que tiene el peronómetro de su lado pero son cuestiones que tienen que ver con la historia del peronismo de Tierra del Fuego. La renovación es saludable en nuestro partido pero tampoco se pueden tirar los viejos por la ventana. Todos podemos aportar a esta nueva ola y vamos a tratar de que se imponga un pensamiento más peronista. Nacimos con Perón y con Evita y tenemos un pensamiento distinto de los dirigentes que están surgiendo. El peronismo no nació hace diez o quince años sino con Juan Domingo Perón en los años ’40”,  

Frente a estas diferencias, la unidad sería prácticamente imposible con La Cámpora: “FORJA está acompañando al gobierno nacional y no quiere decir que tenga que estar en el Frente de Todos. Hay cuestiones muy propias del territorio y a nivel local las discusiones son otras. Las imposiciones no pueden venir a través de los látigos y se debe poder consensuar y discutir, que se escuchen a todas las voces. Yo entiendo la impronta de esta renovación que necesita todo partido político pero la trayectoria y la experiencia deben ser tenidas en cuenta”, insistió Arcando.

“Yo participé activamente del primer congreso del partido que se hizo a través de Zoom para armar todo con miras a la renovación de las autoridades. Yo también estoy inmerso dentro de las autoridades, como Ricardo Furlan y Federico Bilota. Llegamos a un acuerdo, que no es el que hubiéramos querido. Yo fui electo congresal nacional pero la elección se dio en un contexto muy particular. Hubo otra lista que no llegó a conformar la cantidad de avales requeridos y no pudo participar de la contienda. Si esta lista hubiera tenido los avales correspondientes hubiera habido una interna. Tratamos de que todos los sectores estuvieran adentro para evitar una interna por la situación de pandemia y se proclamaron las autoridades, nos guste o no a muchos. Uno tiene que ser respetuoso de eso pero después vinieron otras elecciones dentro de la estructura del partido y ahí fue donde hizo ruido esto que mencioné”, precisó sobre el punto de quiebre.

La decisión tomada es ir a una interna porque “no necesariamente tiene que haber un acuerdo con el Frente de Todos y puede haber otros acuerdos. Se puede integrar otro frente y es una de las posibilidades que manejamos. Llegamos a la instancia de gobernar la provincia con espacios distintos pero que comulgan con el gobierno nacional y pueden armar un frente electoral a nivel local, como ya pasó en las elecciones nacionales anteriores. El 14 va a ser clave, o vamos todos juntos, o puede haber dos espacios que acompañen al gobierno nacional en frentes distintos”, anunció.

 Arcando no evadió su postura personal: “En el caso mío me inclino a acompañar al gobierno provincial en esta instancia. Es una posición personal y no quiero involucrar a los dos legisladores ni al concejal Juan Carlos Pino. La realidad es que estoy más cerca de Melella que de Vuoto”, dijo.

“Si ven cómo se dio la historia con Gustavo, quien lo acerca en su momento al Frente para la Victoria para que fuera electo intendente y nosotros fuéramos a la gobernación con Rosana Bertone, fui yo. Con Gustavo hablamos con Juan Carlos Mazzón y ahí empezó la posibilidad de ir todos juntos. Qué pasó después no lo puedo responder y jamás estuve de acuerdo con la ruptura que hubo, por la que fuimos separados en las últimas elecciones provinciales. Siempre tuve buena afinidad con Gustavo y en nueve días pudimos llevar adelante una transición que no se pudo dar en los seis meses anteriores. Siempre hemos tenido diálogo, e incluso antes de que se conformaran los frentes provinciales yo tuve una charla con Gustavo en Buenos Aires, porque siempre bregué por la unidad de todos. Pero bueno, las circunstancias fueron distintas y uno tiene que tratar de que las diferencias no afecten tanto a unos y otros”, planteó.

 Dado que tanto La Cámpora como el gobierno provincial se definen como kirchneristas, se le preguntó por qué elegir a Gustavo Melella: “Tiene que ver con el espacio territorial en la provincia y cómo los distintos proyectos de provincia llevan a tomar una definición. Yo hablo por mí y obviamente lo tengo que consensuar dentro del espacio que hemos armado. En la última reunión que tuvimos dijimos que una vez que se acerque el 14 veremos las propuestas que tenemos, el frente que se podría conformar y ahí definiremos. Conversaciones con FORJA hemos tenido, con distintos dirigentes, que obviamente tiene su armado político. Por ahí puede haber una sorpresa y que estemos todos juntos en un frente electoral. Es una elección nacional y son diputados que van a estar en el Congreso nacional. El 14 veremos cómo se termina de definir”.

 

Te puede interesar