Tierra del Fuego incorporó al peludo como especie exótica invasora y habilitó su caza

Locales 03 de enero de 2022
peludo

La Secretaría de Ambiente de la provincia declaró al armadillo peludo ('Chaetophractus villosus') como especie exótica invasora habilitando su caza dentro del territorio provincial y a través de la misma norma estableció los requisitos para la extensión de los permisos de caza y comercialización de productos y subproductos de esta actividad, según publica el Sureño.

La medida publicada en el Boletín Oficial del martes pasado, fue dispuesta por la Secretaria de Ambiente Eugenia Alvarez el 21 de diciembre último e integra al peludo o armadillo a la lista de especies exóticas permitidas para la caza en la provincia, junto al castor, la rata almizclera, el visón, el conejo y el zorro gris.

Los armadillos son un grupo de animales acorazados; su armadura está constituida por un mosaico de pequeñas placas óseas, que es un sistema de protección contra sus depredadores. Se caracteriza por el cuerpo robusto, patas cortas y musculosas, pudiendo desplazarse rápidamente. Extremidades con garras semejantes a uñas y las usa para conseguir su alimento o para excavar madrigueras. Se alimenta de insectos, gusanos, pequeños vertebrados y, carroña.

No son avistados con frecuencia debido a sus hábitos nocturnos y fosoriales (viven en madrigueras en el suelo). En Tierra de Fuego, se cree que fueron introducidos hace unos 20 años. Tiene una de las distribuciones más amplias entre las 20 especies de armadillos, extendiéndose desde el Gran Chaco de Bolivia y Paraguay hasta el sur de la provincia de Santa Cruz en Argentina y en Chile hasta las provincias de Bío Bío y Magallanes. En varias naciones están protegidos porque se encuentran en peligro de extinción.

En Argentina, la fauna silvestre está protegida por la Ley 22.421 que cuida las especies en peligro de extinción, regula su caza y controla el ambiente en el que viven. Además el país está adherido al Convenio sobre la Diversidad Biológica desde 1994. La resolución contempla estas normativas y asume el compromiso de erradicar las especies exóticas que constituyan una amenaza para el ecosistema: "Dañinas al ambiente o a los seres humanos".

La medida indica que corresponde actualizar los requisitos establecidos en el decreto territorial 1583 del año 1985 para la obtención de los permisos de caza y/o comercialización de productos y subproductos de la fauna silvestre exótica y aclara que “desde el año 1993 a la fecha se ha declinado la cantidad de permiso de caza comercial, solicitados y otorgados”.

De acuerdo a lo establecido, tanto peludos, como conejos, castores, ratas almizcleras y visones pueden ser cazados todo el año y en toda la provincia, no así el zorro gris, que sólo puede ser cazado todo el año en el departamento Río Grande.

Asimismo, se resuelve que “atento al vacío normativo existente en materia de uso de aras de aire comprimido, más precisamente a lo que refiere a tipos de armas, calibres, tipos de municiones y animales permitidos para la caza menor, se aplicará en forma supletoria o analógica las previsiones contenidas en las Ley Nacional 22.421 y su decreto reglamentario 666/1997”

Los permisos de caza que se extiendan, tendrán vigencia por un año a partir del mes de mayo de cada año calendario; aunque se aclara que “excepcionalmente, respecto al periodo que comprende 2022/2023, los permisos de caza que se otorguen con posterioridad a la publicación de la presente, regirán desde la fecha de su otorgamiento hasta el 30 de abril de 2023”

En cuanto a los requisitos establecidos para obtener el permiso de caza, se  aclara que solo aplica en el marco de las regulaciones de métodos de caza establecido por ley nacional de fauna N° 22.421 en lo referido a armas de fuego.

Los cazadores deberán completar solicitud de permiso de caza, presentar original y copia del DNI, de la Cédula de Legítimo usuario y de tenencia de armas.

En cuanto a los lugares de caza, sólo está habilitada en terrenos fiscales, siempre que no medie prohibición expresa y en campos particulares, contando con la autorización expresa del poseedor o propietario.

Te puede interesar