Vecinos evitaron la muerte de delfines

Locales 14 de febrero de 2022
res

Los cetáceos quedaron varados por aproximadamente una hora en el muelle del Club Náutico. Si bien no se conocen las razones de este fenómeno, la rápida intervención de la gente hizo que los mamíferos regresaran a las aguas del canal Beagle impidiendo una catástrofe.
USHUAIA.- Un fenómeno sin precedentes se produjo durante el mediodía del domingo en el muelle del Club Náutico de esta ciudad. Ante la mirada atónita de las personas que se encontraban disfrutando de las actividades al aire libre allí, un grupo de 50 delfines piloto se acercó nadando a toda velocidad hacia la orilla, quedando encerrados sin poder salir.

El espectáculo quedó grabado en varios videos que llegaron inmediatamente a las redes sociales, en los cuales se puede apreciar la desesperación de los cetáceos de grandes dimensiones, golpeando contra el muelle y las rocas de la costa, nadando infructuosamente buscando una salida.

Ante esta situación se generó un estado de impotencia entre los presentes al observar la cantidad de delfines que se agolpaban unos sobre otros contra la costa, luchando con todas sus fuerzas por salir de esa situación. Afortunadamente, un grupo de hombres y mujeres puso manos a la obra y dentro del agua, con toda su energía, movieron a algunos de los delfines en dirección contraria, logrando que muchos pudieran regresar hacia el canal Beagle, mientras otros lo conseguían por sus propios medios.

A pesar de que la mayoría de los cetáceos depositaba su fuerza en dirección a la costa, durante varios minutos los voluntarios se mantuvieron firmes tratando de evitar que se siguieran acercando hacia la orilla y, afortunadamente lograron su objetivo, consiguiendo que la manada se alejara del muelle casi tan rápido como llegó. Sólo quedaban algunos ejemplares en la costa que, agotados, requirieron mayor atención.

No obstante, puede apreciarse en las imágenes que muchos de los delfines sufrieron heridas profundas a causa de los golpes generados por ellos mismos contra las piedras, en su desesperación por escapar del encierro.

Al verlos alejarse del lugar los presentes rompieron en aplausos, probablemente al darse cuenta en ese preciso momento de que, gracias a su determinación, consiguieron impedir un desastre ecológico.

https://www.surenio.com.ar/

Te puede interesar