Oficialismo y oposición: Quien es quien, las dudas y desconfianza en la previa al debate del acuerdo con el FMI

Opinión 04 de marzo de 2022 Por Dihcar Labina
si no

La previa al inicio del debate legislativo del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) está tensando al máximo las relaciones entre los distintos socios del Frente de Todos, como así también en la oposición..

Mientras el presidente Alberto Fernández, el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, intentan entablar puentes con la oposición que puedan derivar en un acompañamiento, el kirchnerismo más duro endurece su postura.

El jueves por la tarde, horas después de que el Gobierno confirmara que había logrado cerrar el acuerdo con el Fondo, La Cámpora publicó un video en redes sociales en el que lanzó nuevos cuestionamientos al organismo internacional.

Si bien no hubo referencias a la negociación, la agrupación que lidera Máximo Kirchner advirtió que los entendimientos con el FMI conllevan consecuencias dolorosas para el pueblo y sometimiento con las revisiones periódicas, algo que está pautado en este acuerdo que se permite sellar antes del 22 de marzo próximo.

Por su parte, la encargada de salir a responder fue Cecilia Todesca, una funcionaria de extrema confianza del presidente y de Santiago Cafiero, quien cruzó a La Cámpora y sostuvo, " Tenemos una responsabilidad de gobernar, estamos en el gobierno, no somos comentaristas de la realidad".

Todesca recordó a La Cámpora que Néstor Kirchner -a quien la organización usó para fustigar la negociación de Alberto- también hizo un acuerdo con el FMI. "Hubo un acuerdo con el Fondo y hubo desembolsos. Entre 2003 y 2006, el gobierno argentino le pagó al Fondo Monetario fueron unos 24 mil millones de dólares. Y netos, sacando los desembolsos, unos 17 mil millones", recordó Todesca, que en ese momento era la representante argentina en el organismo.

Otro sector del kirchnerismo propuso, en tanto, una movilización al Congreso la próxima semana, en coincidencia con el debate parlamentario del proyecto, para rechazar ese documento.

Será el miércoles 9 de marzo con la convocatoria de la CTA Autónoma de Ricardo Peidró y Hugo "Cachorro" Godoy; Unidad Popular con el director del Banco Nación Claudio Lozano como líder; Adolfo Barja, de SUTAP; Fernanda Vallejos y Alicia Castro de Sobreranxs; Pymes para el Desarrollo Nacional; la CEEN y UTT, entre otros. 

En tanto en la CGT, con otra postura,  acompañan al Ejecutivo en el acuerdo con el FMI. Así, el secretario general de la CGT y adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, expresó: "Nadie está de acuerdo en acordar con el FMI, pero no hay otra posibilidad. Ojalá que el voto sea favorable a este acuerdo". "Me quedo con las palabras del Presidente donde se comprometió a que no va a haber ajuste, reforma laboral, reforma previsional ni tarifazos", sostuvo el líder de la CGT. 

En la misma línea también se manifestó el dirigente social Luis D'Elía, quien sorprendió con un respaldo a lo actuado por Alberto Fernández. "Néstor Kirchner nunca bancó el default con el Fondo y, siguiendo el manual de Néstor, votaría en esa dirección", consideró D'Elía, y en relación a La Cámpora indicó duramente: "Yo respeto a los compañeros, pero me parece que en determinado momento uno tiene que obrar colectivamente, sería bueno que si alguno no vota que también deje la banca".

En medio de todo ese maremoto de ideas comenzará el lunes el tratamiento del proyecto que contiene el acuerdo con el FMI. El desafío del Gobierno es conseguir la aprobación, aunque todavía es una incógnita -incluso para el Ejecutivo- cómo será el sentido del voto de la treintena de diputados cercanos al kirchnerismo.


Por su parte, en la oposición, el PRO endurece su postura: "El acuerdo con el FMI es malo y una bomba de tiempo”. dijo el diputado nacional Cristian Ritondo cuestionando la negociación del Gobierno con la entidad financiera, anticipando así el jefe de bloque del PRO, quizas una postura a días del tratamiento en el Congreso.

“Nosotros somos una oposición responsable, pero no suicida”, aseguró el legislador, quien se quejó por la falta de detalle del acuerdo presentado por el oficialismo. “Todavía, oficialmente, no entró el acuerdo. Lo que ayer nos entregaron en la reunión son tres artículos, uno en realidad porque los otros dos son más que nada de forma”, insistió en diálogo con Ari Paluch para AM 550.

“El borrador que nos dieron a nosotros tiene que ver básicamente con el esquema de la política tarifaria y el segundo con políticas de crecimiento”, se quejó Ritondo.

Cuando se creía que la oposición había cerrado filas detrás del apoyo al oficialismo en torno a la negociación con el FMI, la interna dentro de Juntos por el Cambio volvió a desencadenarse. Y es que el expresidente, Mauricio Macri, en diálogo con sus funcionarios, endureció su postura y considera que el acuerdo configurará "una bomba de tiempo" a futuro.

Ante este nuevo escenario, en concordancia con lo expresado por su par Luciano Laspina, el jefe del bloque del PRO afirmó: “Nosotros no tenemos que votar si se debe someter a votación el Plan de Gobierno porque el Plan de Gobierno es el plan de Gobierno”.

Por último, reiteró la crítica al discurso de Alberto Fernández pronunciado en la apertura de sesiones ordinarias: “Tenemos un presidente que el otro día dijo que no va a haber tarifazo en la Argentina y creemos que el promedio de aumentos que va a haber de la luz va a ser de entre el 80 y el 85 %. Es un presidente que dice un día una cosa y al otro día otra, la verdad que pensar que uno puede votarle y confiarle un plan económico sería un suicidio para nosotros”.

Por su parte, también el diputado opositor, Luciano Laspina, cruzó al oficialismo por las peleas internas y dejó tajantes declaraciones. “Están sin rumbo y partidos en las definiciones estratégicas”, describió el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda en diálogo con Radio Rivadavia. 

Y continuó, en torno al entendimiento con la entidad financiera: “Lo que sabemos hasta acá del acuerdo con el Fondo es que sigue con las características del corazón del kirchnerismo: el cepo cambiario, altísimas retenciones e impuestos, y elevado gasto público”.

En esa línea, Laspina señaló que desde Juntos por el Cambio "no acuerdan con el corazón del plan económico" del pacto, y denunció el accionar del kirchnerismo, fuerza que forma parte del Frente de Todos, y que presentó debates en torno a los términos alcanzados en el marco de la negociación con la entidad financiera.

"Nosotros estamos obviamente tironeados, y una de las cosas que nos pasó es que venimos sosteniendo que lo que autoriza el Parlamento es simplemente la operación del financiamiento, sin embargo mandaron un artículo integrando en el que no solo aprueban el préstamo sino también los memorándum de entendimiento que es el programa económico y la política económica del kirchnerismo en los próximos dos años", se quejó Laspina.

Y agregó: “El kirchnerismo como siempre nos hace trampa, nos dialoga, nos querella criminalmente y nos pide los votos para garantizar la gobernabilidad que no le da Máximo Kirchner”.

A pesar de haber ingresado al Parlamento, los bloques no cuentan con el proyecto completo ni la letra chica del mismo. Ante esta situación, Laspina adelantó que el entendimiento implicará un "futuro endeudamiento local en pesos" comparable a “una bomba de tiempo”.

“Este programa barre a todos los problemas debajo de la alfombra”, adelantó el diputado, y agregó: “El Gobierno deja una bomba de tiempo de deuda local en pesos”.


Así las cosas y cierto es que hasta el momento, tanto en el oficialismo como en la oposición, prosigue el fuego cruzado y se verá quien es quien al momento de aprobar o nó el Proyecto de acuerdo con el FMI que el Gobierno envió al Congreso.

Queda para un análisis posterior, las implicancias que el mismo puede tener al momento de llegar al Senado de la Nación, en donde, ya no existen mayorías absolutas y las opiniones de quienes responden a los gobernadores, seguramente se harán oír en el fragor de las discusiones,

A todo esto, la Vicepresidenta Cristina Fernández, más allá de su ya conocida opinión respecto al FMI, no ha emitido palabras, pero analizando el "lenguaje del rostro y de los gestos", fundamentalmente durante su última aparición durante la apertura de la Asamblea Legislativa, junto al presidente Alberto Fernández, deparará muchas "sorpresas" al momento de su aprobación en el Senado de la Nación.

Por ahora la historia continúa, pero como dicen, "los pingos se ven en la cancha".

Te puede interesar