Acuerdo con el FMI, la "batalla" contra la inflación y el desafió de Fernández de reflotar su relación con Cristina

Opinión 18 de marzo de 2022 Por Dihcar Labina
Captura de pantalla 2022-03-18 22.21.29

Con el acuerdo del FMI aprobado, el presidente Alberto Fernández tiene por delante un desafío doble: relanzar su gestión y reflotar la relación con la vicepresidenta Cristina Kirchner y su entorno.

Ahora que el capítulo del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional fue cerrado anoche en el Senado, el jefe de Estado espera poder dar vuelta la página y avanzar con las medidas que planea poner en práctica para intentar bajar la inflación.

Hoy viernes, en un mensaje grabado en la quinta de Olivos, Alberto Fernández “lanzó” su “guerra” contra la inflación, tal como la llamó el propio mandatario días atrás.

Sin detalles, el Presidente habló de un “fondo de estabilización” para evitar el impacto de la suba del trigo, advirtió que continuarán los controles de precios y amenazó con aplicar la "ley de abastecimiento", algo que todos los gobiernos han anunciado, pero que nunca ha dado los resultados deseados, aunque nadie sepa a ciencia cierta si el paquete con el que se amenaza podría pasar un filtro constitucional.

También confirmó que convocará a partir del lunes a las cámaras empresariales, los gremios, los movimientos sociales y las entidades agropecuarias “a una mesa de acuerdo que nos permita diseñar un mañana en la lucha contra la inflación”.

“No vamos a dejar de controlar y fiscalizar precios, aplicar la ley de abastecimiento si es necesario y utilizar todos los instrumentos con los que cuenta el Estado para cumplir con el objetivo de controlar los precios”, agregó.

Si bien esta vez evitó hablar de “guerra” contra la inflación, algo que fue criticado dentro del propio Gobierno por inoportuno y crear expectativas difíciles de cumplir, Fernández sí habló, en cambio, de “batalla”:

“Nuestra batalla hoy es contra los especuladores. Contra los codiciosos. Contra quienes buscan, aún en situaciones tan complejas, sacar una renta extraordinaria”, lanzó.

El presidente reunió este viernes al ministro de Economía Martín Guzmán; el de Desarrollo Productivo Matías Kulfas; y el de Agricultura Julián Domínguez, que estarán a cargo de la implementación posterior de las medidas para intentar controlar la inflación, luego del durísimo dato de 4,7% de febrero y cuando se prevé un marzo con peores números. También estuvo en la residencial presidencial la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont.

Pero más allá del mensaje presidencial, el cual había generado todo tipo de expectativas, lo cierto que la pregunta es ¿Cuál es el Programa para bajar la inflación?

Si Alberto Fernández quiere que las medidas tengan un mínimo de acompañamiento y que no nazcan debilitadas, deberá encontrar la forma de cosechar el respaldo "completo" del Frente de Todos.

No será una tarea fácil, ya que las vías de comunicación con la vicepresidenta están cortadas e, incluso, esa situación quedó expuesta este jueves cuando en su conferencia semanal la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, blanqueó que Cristina Kirchner le clavó el visto en un mensaje del Presidente, pero no respondió.

Las heridas en el oficialismo por la discusión del acuerdo con el FMI son profundas y no cerrarán de un día para otro, pero la situación económica apremia y de no mediar comunión interna, más allá de las medidas que durante el fin de semana o durante los días venideros se anuncien, no tendrían el impulso deseado de no contar con un "completo apoyo político"...

La idea también es relanzar -una vez más- la gestión, cuando le queda poco más de un año y nueve meses de mandato. "Vamos a terminar con los especuladores y poner las cosas en orden, en una Argentina que ha sufrido tanto por esos cuatro años", adelantó el jefe de Estado durante un acto que encabezó en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas esta semana, al anticipar que su "guerra" contra la inflación comenzaría hoy.

Y hoy, en su mensaje al país, en lugar de hablar de "guerra", cambió por “batalla” y sostuvo,  “Nuestra batalla hoy es contra los especuladores. Contra los codiciosos. Contra quienes buscan, aún en situaciones tan complejas, sacar una renta extraordinaria”, lanzó.

No varió su discurso y repitió lo adelantado durante la semana, pero sin dar precisión alguna sobre lo que muchos esperaban, ...conocer "como" va a dar esa "batalla"...

Continuar con el "vamos a hacer", no es lo mismo que decir "como lo vamos a hacer"... y esto vale no solo en las medidas que se tomen, sino también en las relaciones políticas...será?

Te puede interesar