Patagonia24 Patagonia24

     

        

Día Mundial del Melanoma: uno de los tipos de cáncer cutáneos más peligrosos

Salud-Vida Sana 23 de mayo de 2023 Redaccion22 Redaccion22
melanoma

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y es, además, uno de los más visibles. Por eso, el control en forma regular es una rutina saludable que puede evitar complicaciones en el futuro. En ese marco, cada 23 de mayo se conmemora en todo el mundo el Día Mundial del Melanoma, con el objetivo de concientizar sobre esta patología oncológica y los cuidados preventivos.

El melanoma es uno de los tipos más agresivos del cáncer de piel, estos tumores se originan a partir de unas células llamadas melanocitos -que son las que producen el pigmento (melanina) de la piel normal- y aparecen como una lesión nueva (“novo”) o sobre un lunar preexistente. El principal factor de riesgo para el melanoma es la radiación ultravioleta, tanto la emitida por el sol como por fuentes artificiales como ser las camas solares.

Cuando son detectados a tiempo estas patologías son curables, pero si no se les da una atención adecuada tienen altas probabilidades de expandirse a otras partes del cuerpo. Su tiempo de evolución es imprevisible: hay casos en los que se desarrolla con velocidad y otros en forma más paulatina. Aunque no es lo más frecuente, pueden afectar también las mucosas y los ojos.

La oncóloga Yanina Pflüger (MN 120531), jefa del servicio de Melanoma y Sarcoma del Instituto Alexander Fleming (IAF) señaló que “en Latinoamérica, según el Observatorio Global del Cáncer (Globocan), el melanoma no está dentro de los 10 más frecuentes. Sin embargo se proyecta que el aumento en la incidencia de este tumor lo va a posicionar dentro de los cinco más frecuentes en las próximas décadas”, advierte

En este punto, los expertos coinciden en la importancia de que la población conozca e implemente la regla del “ABCDE”. Es un sigla mnemotécnica que sirve como ayuda para alertar al paciente. “Es para que le preste atención a la aparición de una lesión Asimétrica, de Bordes irregulares, de Color irregular, de Diámetro en aumento o mayor a 6 milímetros y especialmente a su Evolución”, detalló la dermatóloga Marcela Moreno (MN 106685), jefa del Servicio de Dermatología Oncológica del IAF.

Controles en casa y en el consultorio

El diagnóstico temprano del melanoma, es clave para el éxito del tratamiento, ya que la detección precoz disminuye tanto la morbilidad como la mortalidad. En personas sin antecedentes ni factores de riesgo, se recomiendan dos instancias de control.

1-El autoexamen. Es el control de toda la superficie cutánea que hace por el propio paciente. “Puede realizarse cada 2 o 3 meses, con ayuda de espejos, o de alguna persona de confianza para aquellas zonas de difícil acceso. De esta manera se busca que el paciente conozca su piel, y pueda descubrir y distinguir lesiones nuevas, o cambios en aquellas que ya conocía. Así podrá recurrir en forma temprana a un profesional médico”, precisó la doctora Moreno.

2- Control periódico en consultorio. A mayor especialización del profesional de la salud, mayor será la certeza del diagnóstico de lesiones malignas. Por esto se recomienda que el control sea realizado por médicos dermatólogos especializados en control de lunares, con experiencia en dermatoscopia.

En cuanto a la dermatoscopia, la doctora Moreno señaló que esta técnica mejora el diagnóstico, disminuye al mínimo los falsos positivos, y evita biopsias y cirugías innecesarias. Por otro lado, aumenta la capacidad de detectar lesiones malignas. Luego el especialista determinará cuál debe ser la frecuencia de los chequeos posteriores y si es necesario hacer nuevos controles.

son la llave para el diagnóstico temprano, aún una gran proporción de la población no tiene el hábito saludable de la consulta médica regular. “La mayoría de los pacientes consulta por el hallazgo de alguna lesión que les llama la atención. Es una ventana de oportunidad en la cual deberíamos trabajar desde la salud pública y la prevención primaria”, acotó la doctora Pflüger.

Uno de los déficits en la lucha contra el melanoma es que aún no es habitual la asistencia a controles dermatológicos preventivos, a pesar del alto beneficio que representan. “La mayoría de los pacientes consulta por el hallazgo de alguna lesión que les llama la atención. Es una ventana de oportunidad en la cual deberíamos trabajar desde la salud pública y la prevención primaria”, acota la doctora Pflüger.

Si el paciente tiene un antecedente personal o familiar de melanoma, más de 100 nevos o síndrome del nevo atípico, se le sugiere hacer los controles con mayor frecuencia y además se le indica una dermatoscopia digital corporal total, conocida como el “mapeo de los lunares”.

“En la Unidad de Oncología Cutánea del IAF contamos con el Fotofinder. En este estudio se sacan imágenes clínicas del cuerpo entero en distintas posiciones y además se registran las fotos dermatoscópicas de aquellos nevos más importantes para un mejor seguimiento. Se realiza anualmente, se comparan las imágenes y así detectamos en forma temprana un lunar nuevo o cambios en los preexistentes”, puntualizó la médica dermatóloga Carolina Spinelli (MN 117118), miembro del equipo de la institución.

Fuente: Infobae

Te puede interesar

--

ABRIL quiniela-fueguina-300X300

Newsletter