La Pampa: Dos consultoras destacan la solidez de economía pampeana

La Pampa 22/06/2024
1719025971330

A diferencia de los dichos del Gobierno nacional, las provincias mantuvieron el orden fiscal en 2023 y tuvieron un superávit primario de 0,1 % del PBI. La Pampa es una de las jurisdicciones mejor posicionadas porque no tiene deuda. El mayor déficit financiero en 2023 se registró en San Luis (3,9 %).

Para justificar la eliminación de todo tipo de transferencias por fuera de la coparticipación federal de impuestos, el Poder Ejecutivo nacional argumentó que los estados subnacionales mostraban finanzas desequilibradas y que debían encarar un ajuste para no tener que seguir pidiéndole auxilio a la Casa Rosada.
Sin embargo, un informe privado puso en duda esa descripción al demostrar que al cierre de 2023 las provincias tenían presupuestos acordes a su relación ingresos/gastos. El trabajo lo realizó la consultora Politikón Chaco, en base a los datos definitivos publicados por las provincias y el Indec.

En el informe precisó que el conjunto de ellas más la ciudad de Buenos Aires alcanzaron un superávit primario de $ 136.746 millones, equivalente al 0,1 % del PBI. Sin embargo, la ecuación cambia cuando se incorpora el pago de los intereses de deuda y el saldo positivo se convierte en un déficit de $ 553.295 millones, equivalentes al 0,3 % del PBI.

De todas formas, el desvío del conjunto de las jurisdicciones resulta menor ante el desequilibrio de 5 % del PBI que mostraban las cuentas nacionales, que sumado al cuasifiscal (por emisión del BCRA para el pago de las Leliqs) lo elevaba al 15 %, según replica habitualmente el propio presidente, Javier Milei.

Ante el supuesto “descalabro fiscal provincial”, el Gobierno nacional cortó de raíz el Fondo de Incentivo Docente (Fonid), los giros para obra pública y la compensación del fondo para el transporte, entre otros ítems, que eran recursos computados por las provincias para el resultado primario que alcanzaron el año pasado.

Pero lo sucedido en 2023 no fue una excepción ya que resultó el sexto año consecutivo con superávit primario, aunque cabe aclarar que fue el más débil del período. Además, el resultado financiero es el primero deficitario desde 2020. Cuando se realiza el desglose, 16 provincias tuvieron superávit primario. Sólo 11 de las 24 jurisdicciones pudieron repetir primario y financiero en verde.

Estos datos se confirman con un informe de la Fundación Mediterránea. “Cuando se desagrega por provincias, se observan elevados superávits en jurisdicciones como Santiago del Estero (1,9 % del PBG), Chubut (1,2 %) y La Pampa (1,2 %). También se obtuvieron resultados positivos en CABA, San Juan, Formosa, Córdoba, Salta y Mendoza. Por el contrario, el mayor déficit financiero en 2023 se registró en San Luis (3,9 %), Chaco (1,5 %), Tucumán (1,3 %) y Entre Ríos (1,3 %)”, indica el documento.

Con el argumento del despilfarro provincial, Milei desterró las transferencias discrecionales. Entre enero y mayo las transferencias devengadas (computadas pero no pagadas) cayeron 79,2 % contra igual período 2023 en términos reales, mientras que las pagadas retroceden 84 % real interanual.

Esta diferencia generó una deuda a favor de las provincias superior a los $ 120 mil millones, dinámica que comenzó a revertirse parcialmente en abril y mayo. En el mes pasado, los giros devengadas cayeron 87 % ($ 59.700 millones), mientras que los pagos cayeron 83 % ($ 71.331 millones). De esta forma, el Ministerio de Economía Nacional saldó deuda pasada por unos $ 11.631 millones.

Casi el 90 % de esos fondos fueron destinados por partes iguales para atender planes educativos y de salud. También hubo un Aporte del Tesoro Nacional (ATN) por $ 2.500 millones íntegro para la provincia de Entre Ríos, posiblemente para atender necesidades por las últimas inundaciones.

Cabe recordar que el gobernador Sergio Ziliotto, en una entrevista exclusiva con Radio Noticias, dijo que La Pampa tiene “históricamente” equilibrio fiscal y que “el sistema de coparticipación federal nos da lo que aportamos; somos una de las nueve provincias que generamos más divisas al país de lo que consumimos. Porque tenemos un sistema productivo que exporta y el 96 % de eso tiene valor agregado, por eso tenemos superávit comercial. Por eso no podemos permitir que nos traten de provincia inviable”.

También lamentó que, ante la escasez de recursos, se tomó la decisión de modificar las prioridades en los recursos y “hay un sector que podemos destinar menos recursos, algo que ideológicamente nos duele porque tiene que ver con el desarrollo de la economía. En La Pampa el rol del Estado es crucial, pero tenemos obligaciones originarias e ineludibles, como la prestación de los servicios públicos”.

En ese sentido, resaltó que la decisión es mantener la calidad en la prestación de salud, educación, seguridad y justicia y garantizar el acceso a la comida de los sectores más vulnerables. "La deuda de Nación con La Pampa hoy está más cerca de los 40 mil millones y no se ha destrabado. El principal problema es el desfinanciamiento de las cajas previsionales de los empleados públicos de La Pampa y es un impacto financiero para las arcas de la Provincia", remarcó el jueves pasado.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir diariamente las novedades en tu email