CORREDOR DEL BEAGLE: Fuerte acusación de ambientalistas al Juez, ante el revés del amparo para frenar la obra

Locales 20 de noviembre de 2019 Por
El juez Civil Sebastián Osado Viruel rechazó el pedido porque, entre otros argumentos, no fue probado el daño inminente. Conocido el fallo, la asociación ambientalista publicó en su Facebook: “Osado Viruel, ¿quién te paga?¿Gancedo o Bertone?”.
CORREDOR DEL BEAGLE-TRAZA
CORREDOR DEL BEAGLE-TRAZA

A partir de la causa donde el gobernador electo Gustavo Melella requería la suspensión de los trabajos en la ruta costera, hasta garantizar la protección del patrimonio ambiental y arqueológico. El juez Civil Sebastián Osado Viruel rechazó el pedido porque, entre otros argumentos, no fue probado el daño inminente.

Conocido el fallo, la asociación ambientalista "Mane´Kenk",  publicó en su Facebook: “Osado Viruel, ¿quién te paga?¿Gancedo o Bertone?”, en alusión a la empresa y a la actual gobernadora provincial.

“Una vez más el juez Osado Viruel rechazó una medida cautelar pidiendo que se paralice la obra del Corredor Beagle. No le importa el patrimonio natural ni cultural. No entiende nada de lo que es el principio precautorio que establece la ley general del ambiente”, comienza el posteo de la organización ambientalista presidida por Nancy Fernández.

asoc mane k
Sin embargo, de inmediato agrega que “no nos queda otra que pensar…¿Quién le paga?, ¿Qué le prometieron?”.

La reacción de la ambientalista se da luego de que el juez Civil y Comercial 1 de Ushuaia, Sebastián Osado Viruel, rechazó ayer la medida cautelar solicitada por el gobernador electo Gustavo Melella para suspender por motivos ambientales las obras del denominado “Corredor del Beagle”, lo que a su vez originó que la asociación ambientalista Mane´Kenk acusara al magistrado de cobrar dinero para dictar ese fallo.

Al rechazar la medida cautelar planteada por Melella y los legisladores, el juez Civil de Ushuaia observó que el objeto expresado en el punto uno de la demanda coincide con la pretensión cautelar, a tal punto que se funda “en la lisa y llana remisión a los hechos de la demanda; por lo que no podría ser admitida sin violentar el derecho al debido proceso del sujeto pasivo en autos”

Osado Viruel prosigue, sin perjuicio de ello, los amparistas “no han acompañado pruebas que acrediten la existencia de un daño actual o inminente al medio ambiente o al patrimonio cultural con base en la ejecución material de la obra, sino enunciaciones de los incumplimientos a la normativa, configurados por la supuesta desatención por parte de la empresa a las recomendaciones teóricas oportunamente formuladas de las áreas técnicas del Gobierno Provincial, pero sin precisar ni probar -cuando menos preliminarmente- ninguna en concreto, ni cómo en definitiva las técnicas constructivas a implementarse en los hechos desatienden tales recomendaciones”.

Finalmente, concluye que el pedido no cumple –entonces- con los requisitos específicos para conceder una cautelar, como “la verosimilitud del derecho que se invoca y el peligro probable de que la tutela jurídica que el actor aguarda de la sentencia definitiva no pueda -en los hechos- hacerse efectivo”.

gustavo melellaCORREDOR DEL BEAGLE: “Hay jueces que actúan con justicia y otros que actúan de acuerdo a otros intereses y las circunstancias"

Por su parte, la presentación del gobernador electo insiste en que la obra debe ser suspendida “hasta tanto se obtengan garantías suficientes respecto al cumplimiento de las exigencias ambientales que garanticen en todos los órdenes, plena sujeción a estándares razonables de sustentabilidad tutelados por la Constitución Nacional, la Constitución Provincial y la legislación ambiental de presupuestos mínimos y provincial y, en caso de que no se obtengan tales garantías mediante la presentación de estudios ambientales pendientes y la readecuación de la gestión estatal y la ejecución de la obra por la adjudicataria, se declare la nulidad de todo lo actuado por el Gobierno”.

Es que según la demanda, la obra exige “profundas intervenciones en el medio natural del extremo suroriental fueguino, que es una zona rica en recursos naturales, valioso patrimonio de la isla grande que la define como espacio ambiental de singulares condiciones, comprometiendo la utilización de recursos hídricos que se obtienen para las obras en las superficies intervenidas, como también tala de bosques, desmonte de grandes extensiones, incluyendo extracción de vegetación autóctona, movimientos profundos de suelos, compromiso de turbales, remoción y extracción de áridos, acopio y empleo de los elementos en la construcción a realizar no sólo en ruta sino en terraplenes, puentes y otras realizaciones con vocación o aptitud de modificar drásticamente el entorno”.

También mencionan que la ruta “atraviesa territorios en que está acreditada la existencia de valiosos yacimientos arqueológicos de tutela constitucional y legal, como también de importantísimas reservas –especialmente las turberas- en las que se produciría, como con aquellas, un gravamen irreparable de avanzar con la obra”.

Boletín de noticias

DPE Factura por email 1019 RGB 270x185-NOVIEMBRE-DICIEMBRE

PATAGONIA24-JUEGORESPONSABLE 1-11 al 15-11