Opinión:"Ganadores" y "magullados" del plan que apunta a que se abarate la tecnología en la Argentina.

Opinión 15 de noviembre de 2017 Por
A partir del Acuerdo con Nación, se abren un nuevo escenario para las empresas electrónicas que operan en Tierro del Fuego y que abastecen a más del 90 % de la oferta que se consume el país, pero hay "ganadores" y "magullados" del plan que apunta abaratar la tecnología en la Argentina.
ARR 636X517

Días atrás el gobierno nacional había lanzado un anticipo a través de su Ministro Dujovne el cual pretendía bajar los impuestos internos a los celulares, televisores y equipos de aire acondicionado importados.

El proyecto original era a pasar de una tasa del 17%  al 0%, en forma directa.

En Tierra del Fuego esto se entendió como un "acta de defunción", ya que es una provincia que depende puntualmente de un régimen impositivo para hacer frente a la importación y en otros aspectos termina siendo una provincia totalmente "nación-dependiente"

Quien puso el grito en el cielo fue la Gobernadora Bertone planteando que si se aprobaba el proyecto original sin cambios, significaba sin más,"la disolución territorial de la provincia con la consiguiente destrucción de más de 10000 puestos de trabajo".

si se aprobaba el proyecto original sin cambios, significaba sin más,"la disolución territorial de la provincia con la consiguiente destrucción de más de 10000 puestos de trabajo".


A todo esto los directivos de las empresas electrónicas nucleadas en AFARTE, los cuales ya tenían contactos con funcionarios nacionales, no disimulaban que iba a haber una modificación al proyecto original de nación.
Mientras tanto el gobierno nacional dio marcha atrás con respecto a la "vitivinicultura" y la "cerveza", esto de alguna manera planteaba un telón tranquilizador para los empresarios de las marcas que operan en tierra del fuego.
Pero la negativa a debatir la reforma impositiva para las bebidas sin alcohol, terminó sumando tensión cuando terminaba la semana.

En los días previos a la firma del acuerdo con Nación, más allá de alguna reunión entre "el y ella"  y entre "el y el" en una Casona de San Isidro,  la gran mayoría de los directivos de empresas electrónicas apagaron sus celulares. La idea era que no hubiese opiniones mediáticas que pudiesen interferir con la decisión final que tomaría el Gobierno Nacional.

En los días previos a la firma del acuerdo con Nación, la gran mayoría de los directivos de empresas electrónicas apagaron sus celulares. La idea era que no hubiese opiniones mediáticas que pudiesen interferir con la decisión final que tomaría el Gobierno Nacional.


Y llegó el lunes, la cumbre contó con "unos y otros","pero no todos" y allí se determinó que la baja de impuestos a los productos importados se realizarían de manera gradual.


Si trazamos una línea y ponemos de un lado a los ganadores y del otro a los magullados, los empresarios de la electrónica, estarían en el primero de los grupos.

Para entender lo de ganadores y magullados, hay que tener en cuenta el proyecto final que se término enviando al Congreso, el cual mencionaba en sus artículos 119 y 120, lo siguiente:


1.- Los televisores, celulares, equipos de aire acondicionado y demás dispositivos electrónicos que lleguen importado en lugar de beneficiarse con una reducción total del impuesto interno (actualmente en el 17%), tendrán una desgravación paulatina.  
2.- El esquema contempla pasar de los 17 puntos de hoy día a un nivel de 10,5 para 2018. 
Si bien con esto la producción nacional estaría perdiendo, de un solo movimiento, el 40% de este "escudo impositivo", hay una "letra chica" que el Gobierno no comunicó pero que es clave en el acuerdo. 
Y es que los dispositivos que se producen en la isla también entrarán en el beneficio. 
La electrónica fueguina hoy tributa pero menos: actualmente, cada producto paga el equivalente al 38% de ese impuesto interno del 17%. De modo que cada artículo que sale de esa provincia afronta una carga del 6,55%. 
Ahora, con el nuevo plan que redondeó Dujovne, para 2018 los teléfonos, TV y equipos de aire con sello nacional pasarán a tener impuestos internos del 0%, mientras que los importados tendrán una "carga" del 10,5%. 

En términos impositivos, los empresarios casi hablan de un "empate". 
Claro que, gradualmente, el gravamen a los artículos que llegan principalmente desde Asia irá bajando hasta tocar un 2% en 2023, para pasar a ser del 0% a partir de 2024, año en que no correrá más el paraguas que hoy beneficia al régimen industrial de la isla. 
Sin embargo, las empresas se garantizaron otro beneficio: de movida, el gobierno provincial les reducirá la Tasa de Verificación de Procesos Productivos (TVPP), actualmente del 2% sobre el precio de salida de fábrica. Dicha tasa pasará a ser del 1,1%. 
A esto se suma el compromiso de las autoridades fueguinas y del Gobierno nacional de ir reduciendo los costos portuarios, logísticos y aduaneros. 

Haciendo un análisis macro, la variable que juega en favor de las electrónicas, tiene que ver con que los salario quedaron congelados hasta julio de 2020 y también, si garantizan que no haya paros ni medidas de fuerza en los establecimientos fabriles. Dicho de otra manera no habrá negociaciones paritarias por dos años, conservando la cantidad de trabajadores y en un marco del pacto social.
Hay que tener en cuenta que el sector de la electrónica ya tiene hasta el 30 de junio de 2018 una paritaria vigente. Esta será así la última suba que verán los empleados hasta que vuelvan a negociar, dos años después es decir junio de 2020.
El congelamiento de los salarios agrega un colchón de competitividad a la industria fueguina en momentos en que los sueldos en la isla, en muchos casos llegan a ser el doble que lo que se paga a los empleados en el polo electrónico de Manaos en Brasil. 

También del lado de los ganadores esta la Provincia la cual de alguna manera termina garantizándose que no haya despidos ni protestas.
Dijo Bertone, " se acordó llevar adelante un trabajo en conjunto para mejorar la competitividad de la industria fueguina en los próximos cinco años y que resulte así en una baja progresiva de los precios, manteniendo a la vez. las fuentes de trabajo en el sector".

" se acordó llevar adelante un trabajo en conjunto para mejorar la competitividad de la industria fueguina en los próximos cinco años y que resulte así en una baja progresiva de los precios, manteniendo a la vez. las fuentes de trabajo en el sector"

De todos modos el acuerdo entre la UOM y AFARTE deberá homologarse en el Ministerio de Trabajo.
Dicho esto, al frenar los ingresos durante dos años,indiscutiblemente va a repercutir en el resto de las actividades en la provincia, ya que si consideramos los polos industriales de Ushuaia y Río Grande, este sector representa el 50% del empleo formal de la provincia y el 80% de lo que significa la actividad industrial.

También el Gobierno Nacional se beneficia porque esto profundizará una baja de los valores de los productos en el mercado interno como  se hizo con la Notebooks, las cuales ya no se producen en la isla tras haberle quitado el total de aranceles, abaratando se las mismas en un 40%.
Se reducirá así el costo fiscal de la promoción industrial al no haber aumento de salarios.

Quienes salen con algunos "magullados" de la mesa de negociación son los Gremios, porque son quienes resignaron una porción de su "torta" en pos de otorgarle competitividad al sector, no sin antes "entender" que los sueldos que se cobran en "fabrica", ya son lo suficientemente suculentos, más allá de la paritaria ya obtenida hasta el 2018, como para "amortiguar" los dos años que vienen. 

Sobre la garantía que no habrá despidos, lo cual es un compromiso importante para el sector gremial, algunos plantearon que ante la crisis, se cedió más de la cuenta al congelar los salarios por dos años.

Actualmente el número de empleados en forma directa se aproxima a 9.000, pero cuando la Isla estaba en auge el nivel de contratos llegó a 16.000 trabajadores. "Me pregunto, que era políticamente correcto sostener en el tiempo 9.000 o llegar a los 16.000 por cuestiones meramente electivas y circunstanciales".


Los volúmenes de venta hablan que debe mejorar para los próximos meses, teniendo en cuenta esto,  habría que pensar que la ocupación fabril tiene mayores posibilidades de subir que bajar.

Durante todo 2016 se produjeron 9 millones de celulares esperándose alcanzar durante el año en curso los 10,5 millones de unidades, más allá de la mejora que implica se estaba muy lejos de los 14 millones que salieron de la línea de montaje de las empresas de Tierra del Fuego. Por esto, de mejorar un poco la demanda durante 2018, el caldo de cultivo propicio pet  para contratar nuevo personal.

Pero la gran pregunta sigue siendo que tiene en mente "Cambiemos" para Tierra del Fuego.

Hasta el momento toda la señales muestran que el objetivo es reconvertir la matriz productiva de la Isla.

Ya hace dos años atrás, el Presidente Mauricio Macri en un reportaje que realizaba quien escribe estas líneas, ante la pregunta "ley 19.640, prosecución, cambios o a ambas?", me decía, a modo de adelanto de un pensamiento a futuro, "no hay que resignarse a eso..."

el Presidente Mauricio Macri en un reportaje que realizaba quien escribe estas líneas, ante la pregunta "ley 19.640, prosecución, cambios o a ambas?", me decía, a modo de adelanto de un pensamiento a futuro, "no hay que resignarse a eso..."

El régimen de promoción industrial de la isla tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 2023, y nadie puede asegurar que el Gobierno garantice las mismas reglas de juego.

En estos días, la diputada Elisa Carrió reavivó el debate cuando criticó el régimen de producción en la Isla por su costo fiscal y hasta se mostró a favor de la quita total de impuestos a los bienes importados, algo que no terminó sucediendo. 
Hay rumores que indican que el plan oficial contempla convertir a Tierra del Fuego en un gran polo de energía eólica del país y utilizar el régimen para fabricar componentes para los molinos de viento. 

Otras voces hablan de potenciar aun más las industrias pesquera, gasífera y maderera, el puerto de Ushuaia, como puerta de entrada a la Antártida..(esto también lo mencionaba el hoy Presidente Macri, ya hace dos años atrás...)  

Sin embargo, cuando se los consulta a los empresarios, todos coinciden en enfocarse en el corto y mediano plazo.

Sacan cuentas y, entre los cambios tributarios para los productos que fabrican, el recorte de tasas y costos portuarios que efectuaría la provincia y el hecho de no tener que incrementar salarios por dos años, ven que la ecuación sigue cerrando, (como "muy bien" cerró hasta el momento

"La rentabilidad incluso podría mejorar, pero como el plan del Gobierno es que bajen los precios, podemos decir que vamos a quedar empatados, igual que hasta ahora", dijo otro referente, que se paró del lado de los que cerraron la jornada del Lunes en Casa de Gobierno, sonriendo y abrazados, del lado de los Ganadores.

Será ?, ahora le toca al Congreso, pero esto es el "ala" industrial de la Ley, que pasa con todos aquellos que consumimos "bienes y servicios" en Tierra del Fuego, que pasa con el IVA, entre otros impuestos que no se tributan, pero que si terminamos pagando los habitantes de la Isla. Este es OTRO TEMA, será para otro análisis.