AJUSTE A ASIGNACIONES FAMILIARES: Los gobernadores quieren derogar el decreto que recorta las asignaciones

Además estiman que sólo representará un ahorro fiscal de 2.000 millones.
5ae27f3cc40ff-screen-and-min-width1025px_940_529!

El bloque de diputados identificado con los gobernadores peronistas anticipó que exigirá derogar el decreto presidencial que recortó las asignaciones familiares. 

"Este es un Gobierno de malas noticias. Sería bueno que el Presidente se ocupe de una buena vez de los problemas reales en lugar de dedicarse permanentemente a golpear el bolsillo de los trabajadores", afirmó en un comunicado el bloque justicialista, presidido por Pablo Kosiner.

"Sólo les faltaría lanzar otras 150 medidas como estas para llegar al ajuste anunciado"

Se trata de la bancada que Mauricio Macri busca cada vez que quiere negociar una ley clave, como el presupuesto que llegará a la Cámara baja el 15 de septiembre. Sin embargo, ya anticiparon que pedirán eliminar la reforma de las fuerzas armadas y la baja de las asignaciones, que afecta beneficiarios de las zonas más vulnerables.  Si el kirchnerismo y el massismo acompañan, como se presume, cuentan con una clara mayoría para imponerse. 

Con un agravante: El diputado Diego Bossio, que presidió el Anses, acercó a la bancada un estudio que estima que el ahorro que logrará el Gobierno será de apenas 2.000 millones de pesos. "Es una medida de alto impacto social, que golpea al Norte y la Patagonia y es menos del 1 por ciento de lo que acordó ajustar el Gobierno con el FMI", razonaban en esta bancada.

En el peronismo ven con preocupación que el Gobierno a vuelto a encerrarse en su lógica de medidas unilaterales, dispersas y graduales, ahora para tratar de concretar un ajuste fuertísimo. "Siguen largando las medidas de a una, sin plantear un acuerdo global para ver como se hace el ajuste", señalaron. "Sólo les faltaría lanzar otras 150 medidas como estas para llegar al ajuste anunciado", se burlaban. 

La necesidad del acuerdo político para avanzar con el ajuste es evidente. De hecho, el mismo sector que este viernes cuestionó por insensible el recorte a las asignaciones, planea impugnar la continuidad de los créditos subsidiados Argentina, por considerarlos una herramienta "populista" de Macri para ganar las elecciones del año que viene. 

En un plano más formal, el bloque de los gobernadores calificó la medida como "un nuevo atropello contra la equidad federal. Esto genera más inequidad y retraso en las regiones que necesitan crecer en nuestro país. El Gobierno intenta aumentar la recaudación perjudicando a las familias que más requieren del apoyo del Estado. Los problemas no se resuelven con más ajuste a los que menos tienen", aseguraron los diputados del bloque de Kosiner.

"Con este tipo de iniciativas lo único que demuestra el Gobierno de Mauricio Macri es irresponsabilidad frente a las necesidades de los argentinos y desconocimiento de una deuda histórica que tenemos con el interior profundo", concluyeron.

A las críticas se sumó Diego Bossio, miembro de esa bancada, que consideró "inadmisible" esta medida. "Hay que defender a los que peor la están pasando, no atacarlos como hace el Gobierno", exigió. 

"Hoy se terminó la escenificación del presidente Macri en torno a la necesidad de cuidar los niveles de inversión social para que el ajuste no recaiga sobre los más débiles. Lo que está haciendo este Gobierno es inadmisible. El costo del ajuste y del compromiso plagado de condicionantes que asumió con el FMI lo están pagando los trabajadores, las pymes, las economías regionales", agregó el bonaerense. 

Te puede interesar















Te puede interesar