JUSTICIA: Despues de 11 años, Lorenzetti deja la presidencia de la Corte Suprema y lo reemplaza Carlos Rosenkrantz

Nacionales 11 de septiembre de 2018 Por
Ricardo Lorenzetti dejará después once años la presidencia de la Corte Suprema tras haber perdido una votación en la que intentó asegurarse un quinto período al frente del máximo tribunal, que a partir del 1º de octubre presidirá Carlos Rosenkrantz
Lorenzetti-Rosenkrantz

Fue una derrota histórica que marca hasta que punto cayó en la consideración de sus pares el actual presidente del máximo tribunal de la Argentina. 

Tras 11 años de ostentar el cargo, Ricardo Lorenzetti dio un paso al costado como presidente de la Corte Suprema y será reemplazado por Carlos Rosenkrantz, uno de los ministros propuestos por Mauricio Macri.
 
El cambio se había anticipado ya hace unos meses. Habría sido en un encuentro entre Lorenzetti y Macri  en el que el supremo le manifestó su deseo de no volverse a postular para la presidencia del máximo tribunal. 
 
El cambio se haría efectivo a partir del 01/10 próximo Elena Highton de Nolasco será la vicepresidente.
 
Lorenzetti fue blanco durante años de los ataques de Elisa Carrió, aliada de Macri y co-fundadora de Cambiemos. 
 
"Rosenkrantz es una persona más cercana al actual gobierno, seguramente tendrá con él una relación de más armonía. Con Lorenzetti la relación era buena, pero de más cortocircuitos", estimó el constitucionalista Andrés Gil Domínguez en declaraciones al canal A24. 
 
Lorenzetti llegó a la Corte Suprema en diciembre de 2004, propuesto por el entonces presidente Néstor Kirchner y luego de ser aprobado su pliego para ocupar la vacante que había dejado Adolfo Vázquez.
 
Posteriormente, en noviembre de 2006, fue designado como Presidente del cuerpo, cargo que asumió formalmente el 1 de enero de 2007, en reemplazo de Enrique Petracchi.
 
Por su parte, Rosenkrantz fue uno de los jueces designados por decreto por Mauricio Macri, al igual que Horacio Rosatti.  Si bien la puesta en funciones de esa manera se hizo a través de un instrumento legal, el escándalo político desatado a partir de ello obligó a Macri a enviar los pliegos al Senado, que finalmente prestó acuerdo para la designación de los magistrados.

Te puede interesar


















Te puede interesar