PATAGONIA: Donde la playa y los dinosaurios se encuentran

Informes Especiales 05 de enero de 2019 Por
Una opción muy atractiva y cada vez más frecuentada por turistas locales es Villa El Chocón por la pureza de sus aguas y la gran cantidad de actividades que se pueden realizar allí.
Los gigantes villa chocon

La Patagonia nos ofrece muchísimas opciones para disfrutar de nuestras vacaciones rodeados de paisajes de enorme belleza. Muchos son bien conocidos pero, afortunadamente, se van popularizando otra opciones sorprendentes y encantadoras. Tal es el caso de "Villa Chocón", ubicada a escasos 89 kilómetros de Neuquén Capital. Para llegar desde esta ciudad se debe tomar por la ruta 22 en dirección hacia el Oeste y luego desviar por la 237. 

El atractivo central es el enorme lago Ramos Mexia, formado por la represa hidroeléctrica que abastece de energía a gran parte del país. Allí podremos pescar truchas y las elusivas percas locales o practicar numerosas actividades náuticas como kayaking, canotaje y navegación a vela o motor en las cristalinas aguas.

Si uno se siente aventurero, puede subirse a un vehículo todo terreno o a una lancha y llegar a las imponentes formaciones rocosas rodeadas de profundos acantilados en la zona conocida como "los Gigantes". De acuerdo a una crónica de María Pía Mendiberry para el diario de Río Negro, la experiencia es muy disfrutable.

Para los más tradicionales, el balneario que se encuentra en el sector "las Huellas" es la cita obligada. Una playa de 1500 metros de largo con guardavidas y el atractivo poco frecuente de encontrar allí huellas de dinosaurios tientan a cada vez más visitantes.

Pero no se agotan allí las posibilidades: excursiones en bicicleta de montaña o caminatas (muy recomendables las nocturnas cuando hay luna llena) por el Cañadón Escondido y también por el Cañadón del Cocodrilo (llamado así porque se encontraron pequeños cocodrilos llamados araripesuchuss en esa zona) o, más simplemente hacer avistaje de flora y fauna (especialmente la gran cantidad de aves que se congregan en la zona) en los alrededores del río Limay.

Para cuando la tarde cae,  el museo municipal paleontológico “Ernesto Bachmann” es paso obligado para quienes se interesen por los dinosaurios locales. Mientras los adultos se sorprenden en nuestro pequeño "Parque Jurásico" y se  asoman al universo de la paleontología, los chicos se asombrarán con las réplicas gigantes y podrán jugar a ser “Paleontólogos por un día”.

El museo abre sus puertas todos los días de 7 a 20. El costo de la entrada es de 30 pesos.