BERTONE: "Malvinas debe ser una política de estado"

Locales 11 de marzo de 2019 Por
Lo afirmó la gobernadora Bertone en el abrazo simbólico al monumento de Malvinas que se realizó con la imagen del Canal Beagle de fondo en apoyo al proyecto de ley por Malvinas.
Abrazo ley malvinas

Este evento destaca el interés que generó la propuesta en la comunidad y es de sumo valor ciudadano que la población de Tierra del Fuego y del resto del país pueda acompañar una ley que refleja el sentimiento, si no de todos, de la inmensa mayoría de los argentinos.

La iniciativa de la gobernadora Rosana Bertone de presentar un proyecto de ley en el Congreso de la Nación para establecer la Cuestión Malvinas como política de Estado es un claro compromiso con la soberanía sobre las islas y se ve reflejado el sentimiento en las más de diez mil firmas juntadas por medio de la página change.org/leymalvinas y en las planillas distribuidas en diferentes puntos de la provincia y Casa Tierra del Fuego en Capital Federal.

La Gobernadora afirmó que este proyecto “debe ser una política de estado, apuntamos a la construcción de consensos internos que son necesarios para la posterior construcción de confianzas hacia fuera del país”, y aseguró que “estamos convencidos de que con esta propuesta de Ley estamos dando un paso firme para estar atentos en cuanto a lo que se hace o se pretende realizar en la cuestión Malvinas”.

En este sentido, Luis Vazquez, miembro del Consejo Federal Pesquero por Tierra del Fuego, propuso a todos los fueguinos y argentinos a defender la soberanía sobre Malvinas “estén en donde estén y tengan la edad que tengan, estamos en presencia de una causa nacional y una cuestión que exige una política de Estado compuesta de una necesaria unidad nacional, más allá de las divergencias y competencias partidarias”

El proyecto denominado "Ley Malvinas", que fue presentado por la gobernadora fueguina días pasados en la ciudad de Río Grande, la capital nacional de la vigilia por Malvinas, está orientado a que todo instrumento jurídico internacional que establezca derechos y obligaciones, sin importar su denominación particular, cuyo objeto y fin involucre a las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, deba contar con la aprobación del Congreso de la Nación