FEDERICO BERNAL: “Esto es una cuestión de soberanía nacional y no importa el color político"

El Director General del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) con relación a la posible adjudicación de las áreas off shore a las empresas británicas, por parte del Gobierno Nacional.
Federico Bernal OETEC

Federico Bernal, director general del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), dio un minucioso detalle del proceso de licitación de las áreas off shore que se adjudican mañana, los presuntos operadores para beneficiar a empresas británicas y las alternativas judiciales para frenar esta entrega de soberanía que, según su criterio, configura el delito de “traición a la Patria”.

Por Radio Nacional Ushuaia, se le preguntó si ya dan por hecho que el Gobierno nacional va a adjudicar las áreas off shore a las empresas británicas que son preadjudicatarias, entre ellas Tullow Oil, en violación de la ley de hidrocarburos. 

Esperamos que todo lo que venimos publicando y advirtiendo tenga el peso suficiente como para que la comisión evaluadora, que analiza las ofertas, decida no aceptar estas empresas. Pero todo indica que efectivamente van a ser adjudicadas, porque son las mejores ofertas y porque estamos en presencia de un gobierno nacional que yo considero entreguista de nuestra soberanía y de nuestros recursos, y es un gobierno pro-británico”, definió.

“Todo se encamina hacia la adjudicación de estas áreas a dos empresas muy particulares. Una de ellas es Tullow Oil, de origen británico”, advirtió, y explicó que “alrededor de las Islas Malvinas hay tres cuencas, ubicadas al norte, al este y al sur del archipiélago. El norte de las islas está siendo explorado ilegítimamente por una empresa de bandera británica, por un permiso ilegal que dieron los kelpers. Las cuencas que están al sur tienen una continuidad geológica con una cuenca que no está en el área de disputa ni bajo la ocupación británica, que se encuentra al oeste de las islas, entre el continente y las islas, a unos 150 kilómetros. En esa cuenca ganaron cinco áreas dos empresas: una es Tullow Oil, que además de ser británica, ya trabajó para los kelpers, operó siete licencias al sur de las Malvinas en 2007. Si mañana se adjudican áreas a estas empresas, se reconoce no solamente a una británica, que es contraproducente a nuestra defensa de la soberanía nacional, sino que además es una empresa que reconoció como legítimo al gobierno de los kelpers en 2007”, sostuvo.

“La otra empresa que ganó dos áreas al oeste de Malvinas es Equinol, que es noruega, pero tiene como directora a una mujer que pasó por Tullow Oil entre 2012 y 2018, y además fue la asesora petrolera más importante que tuvo el gobierno kelper. En 2013 elaboró un trabajo con recomendaciones para una eficiente exploración y explotación, presentado al gobierno kelper, que es una hoja de ruta para la explotación de hidrocarburos. Esa es la directora de Equinol, que ganó dos áreas en la cuenca Malvinas y además cinco áreas en otras cuencas dentro de este concurso”, subrayó. 

Respecto de la ley de hidrocarburos, que prohíbe la adjudicación de áreas a empresas que hayan operado en Malvinas, aclaró que “es una ley que no está reglamentada y tiene varios resquicios por donde se puede meter, tanto la administración de Macri como estas empresas. Lo más importante es que la soberanía nacional no puede depender de una ley. También he escuchado que la ley de hidrocarburos es posterior al contrato que tuvo Tullow Oil con los kelpers, porque la ley es de 2011, pero la defensa de nuestro territorio no puede depender de una ley y no podemos entregar parte del Mar Argentino a una empresa que reconoció al gobierno kelper”, expuso. 

“Más allá de una ley, acá hay que trabajar sobre la seguridad nacional y la defensa de nuestros reclamos legítimos respecto de Malvinas, las resoluciones de Naciones Unidas, y además en la Constitución Nacional hay una disposición transitoria sobre Malvinas que es taxativa. Acá se está violando la integridad nacional y nuestra seguridad nacional”, sentenció.

Indicó que “en los pliegos licitatorios que hizo este gobierno hay mucha ambigüedad en las condiciones de la licitación, respecto del momento en que tienen derecho sobre el área para explorarla. Algunos dicen que ese derecho ya lo obtienen con la adjudicación, y otros dicen que será unos 15 días después, cuando se publiquen por resolución oficial los permisos de exploración. Es un detalle técnico, pero lo cierto es que mañana se adjudican las áreas y ya tienen mucho más peso las empresas para defender lo que creen su derecho”.

Bernal celebró que desde la provincia se esté accionando desde distintas vías. “Tengo entendido que la Municipalidad de Río Grande está por presentar un amparo judicial, lo que celebro; y por otro lado ayer estuve reunido con Jorge Argüello, a quien conozco hace mucho tiempo y por quien tengo mucho respeto y afecto. Estuvimos trabajando algunas cuestiones y le aporté algunas ideas”,dijo.

"Esto es una cuestión de soberanía nacional y no importa el color político. Es muy oportuna la presencia hoy del canciller Faurie en el Senado, y espero que nuestros legisladores estén a la altura del peligro que significa que esta adjudicación se lleve adelante. Esto es una consolidación británica de hecho en el Atlántico Sur alrededor de las Islas Malvinas”, manifestó.

“Cuando se analiza el mapa de las licitaciones y a qué país pertenecen las empresas que más se beneficiaron, ese país es Gran Bretaña, porque no solamente ganó Tullow Oil sino también Shell y British Petroleum. Shell perforó y encontró lo que hoy está a punto de poner a producir Rockhopper –al norte de las islas-, porque Shell perforó en las Islas Malvinas bajo licencia de los kelpers a fines de la década del ’90. Por el Ministerio de Energía pasó Aranguren, que tuvo acciones de Shell, fue desplazado en junio del año pasado y en septiembre ya abrió su consultora privada. Yo tengo altas sospechas de que con su consultora fue una pieza clave para que el Mar Argentino esté inundado de empresas británicas, más aun en la zona de Malvinas”, disparó, apuntando contra intereses personales dentro del macrismo vinculados con estas adjudicaciones.

Desde lo legal, más allá de los resquicios de la ley de hidrocarburos, recordó que “está la ley marítima, la Constitución Nacional, y eso es de peso suficiente. Depende de cómo se encare la defensa nacional y la contra-argumentación. No es que no tenemos herramientas y veremos qué sucede. Lo primero que hay que hacer es modificar la ley de hidrocarburos para prohibir la adjudicación a cualquier empresa de origen británico, haya estado o no con anterioridad operando en el Mar Argentino o en contacto con los kelpers, porque ninguna británica puede operar en el Mar Argentino y mucho menos en el archipiélago”, planteó.

No evitó una autocrítica como argentinos, ante los vaivenes respecto de las restricciones al momento de adjudicar áreas petroleras, dado que desde hace tiempo la británica Shell opera en Vaca Muerta y lo mismo ocurre con British Petroleum en áreas fueguinas. “Creo que se dejaron muchas vías abiertas para que esto ocurra y estamos hablando de empresas de una nación que tiene muchas habilidades diplomáticas, comerciales y económicas”, dijo. 

Consultado respecto de si se podría avanzar en una acusación penal de traición a la Patria al presidente Macri por esta entrega, respondió que “depende del grado de compromiso que adquieran los actores que denuncien esto. Desde mi punto de vista, permitir la consolidación británica es traicionar a la Patria y es un delito de traición a la Patria”.

Boletín de noticias

PATAGONIA24-aniversario


Consejos para Ahorrar Gráfica-01



COOP RGD-FACTURA ELECTRONICA

WhatsApp Image 2019-05-22 at 14.11.47