Opinión: Las petroleras que operan en Malvinas, podrían desistir y operar en la plataforma continental argentina?

Opinión Por Anibal Rachid
Petroleras Off Shore

En paralelo al proyecto de ley de pesca que tratará la Cámara de Diputados la semana que viene para reforzar las sanciones a la pesca ilegal, el Gobierno ya estaría avanzando con el armado de licitaciones internacionales para la exploración y explotación de hidrocarburos en la zona de ampliación de la plataforma submarina de Argentina.

Por ello, la Secretaría de Energía, ahora a cargo de Darío Martínez, abriría un paquete de licitaciones para la explotación off shore de petróleo en la zona que la ONU habilitó a la Argentina en el Atlántico Sur al ampliar en 1.600 kilometros cuadrados de plataforma continental, si bien las mismas, no comprenderían la zona de las aguas aledañas a Malvinas, las cuales están en conflicto con Gran Bretaña.

Así, el llamado a licitaciones en la zona de ampliación de la plataforma submarina Argentina, buscaría marcar una mayor presencia en el Atlántico Sur y al mismo tiempo, no es descabellado suponer que abriría la posibilidad de que empresas petroleros que hoy están operando en Malvinas se trasladen a nuestras aguas jurisdiccionales.

En declaraciones al portal Infobae, el secretario de Islas Malvinas de la Cancillería, Daniel Filmus. sostuvo que, “la demarcación de la plataforma continental permite tener certeza y seguridad jurídica respecto de las áreas en las cuales se puede desarrollar la potencialidad de la explotación off shore. Seguramente la reciente aprobación de la ley permitirá ampliar las posibilidades de la explotación de hidrocarburos en el Atlántico Sur”.

En tanto, la semana pasada, éste tema fue abordado por el presidente Alberto Fernández con el canciller, Felipe Solá, y Filmus, por ello, la Secretaría de Energía tendría instrucciones para avanzar con las licitaciones en la zona de la ampliación de la plataforma submarina establecida por ley.

También se habló de la posibilidad de explotación de la llamada “pesca sedentaria” y minerales ya que la Argentina tiene ahora la posibilidad de extraer recursos del suelo que se encuentra en ese espacio de ampliación de la plataforma continental submarina.

Por ello, la pesca y los hidrocarburos se convertirían en lo inmediato en el nuevo caballito de batalla del Gobierno, apuntalando un nuevo frente en la política exterior de la Argentina por el reclamo de soberanía en el archipilelago.

Actualmente existen cinco empresas petroleras de origen británico, de Italia, Francia y Estados Unidos. que operan en Malvinas, las cuales tienen pedidos de embargo por parte de la Argentina por trabajar en una zona reclamada por el país. 

Por esto, no se descartaría en el Gobierno que al abrir la posibilidad de licitaciones off shore en la zona de la plataforma continental de nuestro país, estas empresas podrían desistir de operar en Malvinas por medio de una declaración jurada y trasladarse a jurisdicción Argentina, como es el caso de British Petroleum, que  el año 2014, envió una carta a la Cancillería para desistir de sus operaciones en el archipiélago y empezar a operar en Vaca Muerta.

En tanto, y por cuestiones operativas, el resto de las empresas que operan en la zona de Malvinas tienen la mira puesta en los reclamos argentinos, por lo que, habilitar a las mismas a operar en la zona de la ampliación de la plataforma submarina les daría mayor seguridad jurídica.

Malvinas-Alberto-Fernandez-Filmus-Felipe-SolaEl Gobierno promulgó las leyes de Espacio Marítimo y del Consejo Nacional de Malvinas

La ley de Espacio Marítimo establece una nueva demarcación del límite exterior de la plataforma continental del país que permitirá afianzar su soberanía sobre las Islas Malvinas y sus espacios marítimos circundantes sobre el lecho del mar.

Con esta ley la Argentina confirma las disposiciones de la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del Mar (Convemar) y gana 1.633 kilómetros cuadrados más de soberanía sobre los recursos del lecho y subsuelo de nuestra plataforma continental. Allí se cuenta la explotación de minerales, hidrocarburos y especies sedentarias, vieiras, esponjas, langostinos y mejillones, entre otros.

Por otra parte, el martes se tratará en la Cámara de Diputados se tratará un proyecto sobre la modificación de la ley de pesca que impone mayores sanciones y actualiza los mecanismos de control por la pesca ilegal en el Atlántico Sur.

El mismo propone establecer un régimen de sanciones a la pesca ilegal variable sobre la base de unidades de valor denominadas Unidades Pesca (UP) cuyo monto será equivalente a un litro de combustible gasoil conforme lo que determine la Autoridad de Aplicación, a los fines de establecer el procedimiento de fijación del valor en moneda de curso legal, siendo un factor disuasivo de la intrusión de buques pesqueros extranjeros que depredan riquezas del Mar Argentino en las 200 millas de zona económica exclusiva.

Estas y otras acciones circundantes contribuirían a las negociaciones que lleva adelante Argentina ante los Organismos internacionales, no descartando que las empresas petroleras que operan off-shore en la zona del archipiélago, podrían fundamentar sus futuras operaciones, a partir de un lapso relativo, en la zona de la plataforma continental argentina.

Todo es una cuestión de sumas y restas, y en un mundo en crisis, los intereses internacionales mueven sus fichas...

Te puede interesar