La Estación Terrena de Tolhuin, recibía los primeros datos del satélite argentino Saocom-1B, 24 minutos después de lanzado

Locales 31 de agosto de 2020 Por Redacción1
soacom 1b-1

La estación terrena de Tierra del Fuego para la observación y monitoreo satelital (ETS), ubicada en el municipio de Tolhuin, fue la primera del país en registrar los datos del satélite argentino Saocom 1B tras su lanzamiento producido ayer, y lo pudo hacer "sin inconvenientes y tal como estaba previsto", explicaron hoy a Télam funcionarios de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

El primer contacto con la estación fueguina "se produjo a las 20.43 hora local y se recibieron los datos de la telemetría nominal (equivalentes al estado de salud) del satélite", confirmó Leonardo Comes, gerente de la división estaciones terrenas de la Conae.

Según Comes, las instalaciones de Tolhuin cumplieron un rol "fundamental" durante las primeras horas del satélite nacional en el espacio, y su desempeño se produjo "dentro de los parámetros planificados. Todo salió bien y fue la primera estación en recolectar datos en territorio argentino", ratificó.

estacion terrena tolhuinLa Estación Terrena Satelital de Tolhuin recibirá los primeros contactos del Satélite Argentino Saocom-1B lanzado hoy desde EE.UU.

El Saocom 1B fue lanzado a las 20.19 de ayer a bordo de un cohete Falcon 9, de la firma Space-X, desde la base de Cabo Cañaveral en Florida, Estados Unidos.

A los 14 minutos 20 segundos se separó del módulo de carga del cohete, se estabilizó en su órbita y abrió sus paneles solares.

soacom 1b
La primera estación con la que tomó contacto el satélite es la ubicada en Lima, Perú, y desde ese momento los datos comenzaron a ser recopilados por el Centro de Control de Misión de la Conae ubicado en la Centro Espacial Teófilo Tabanera de Córdoba.

Los monitoreos continuaron cuando el satélite pasó por la zona de influencia de la estación fueguina, y luego por la de la estación del Polo Norte.

Según los especialistas, en las primeras 24 horas se debe completar el despliegue de la antena radar SAR y cada uno de los 7 paneles que en total ocupan una superficie de 35 metros cuadrados.

En Tierra del Fuego, si bien la estación de monitoreo puede ser operada de manera remota, también hay personal que "realiza un mantenimiento de primer nivel y puede resolver cualquier contingencia que se presente", observó Comes.

La ETS fueguina cuenta con "infraestructura de avanzada" que incluye un sistema de respaldo de potencia con generadores eléctricos propios y conectividad por fibra óptica con un sistema de redundancia a través de radioenlace, lo que le permite afrontar cortes del suministro eléctrico o de la conexión a Internet.

"El lugar tiene una potencialidad muy grande por su ubicación, lo que aumenta la visibilidad de los satélites, tanto para misiones nacionales como para internacionales que se cubren a través de convenios con agencias espaciales de todo el mundo", destacó el gerente de la Conae.

Las instalaciones incluyen dos sistemas de antenas de 15 metros de altura con reflectores parabólicos de 13,5 metros y 7,3 metros de diámetro, cubiertos por radomos que brindan protección contra la nieve y el viento, y que permiten recibir, procesar y almacenar la información generada por los satélites de observación de la tierra, tanto argentinos como extranjeros.

Te puede interesar