Actualidad: El Gobierno enfrenta una semana determinante para sus metas a corto plazo, entre la Ley Bases y la interna legislativa

El grupo de WhatsApp libertario reactivó la división en el bloque oficialista, que deberá buscar los votos para tratar de que se apruebe el paquete de reformas en la Cámara de Diputados. Mientras, Caputo busca financiamiento en los Estados Unidos y el Presidente les habla a los empresarios

Actualidad 20 de abril de 2024
javier-milei-1768037

El Gobierno encara una semana clave para sus proyectos a corto plazo, con la nueva Ley Bases en el centro de la escena y el Pacto de Mayo en el horizonte, que determinarán el éxito o el fracaso de las extensas negociaciones con la oposición que se dieron en el último tiempo para tratar de acercar posiciones y que se aprueben en el Congreso las primeras reformas propuestas por el presidente Javier Milei.

A más de cuatro meses de la asunción del libertario, la Cámara de Diputados todavía no sancionó ninguno de los proyectos enviados por el oficialismo, que se encuentra en franca minoría en el recinto y necesita de los votos del PRO, de la Unión Cívica Radical (UCR) y de espacios más pequeños para revertir esta situación.

Esto es lo que las autoridades nacionales quieren cambiar y es por eso que el ministro del Interior, Guillermo Francos, conversó con gobernadores y referentes de distintos partidos dialoguistas hasta acordar un borrador con las iniciativas que ya tienen cierto consenso y que van a terminar de pulirse en el plenario de comisiones que empezaría a trabajar el martes próximo.

Sin embargo, La Libertad Avanza llegará al encuentro con su propia fractura generada a partir de una fuerte interna entre el presidente de la Cámara, Martín Menem, y quien era el jefe de la bancada, Oscar Zago, reemplazado por el cordobés Gabriel Bornoroni, cercano a Karina Milei.

El nuevo líder del bloque deberá unificar criterios a la hora de debatir los artículos de la ley con los otros espacios, en un grupo que viene con diferencias que salieron a la luz tras la designación de Marcela Pagano en la comisión de Juicio Político.

Las acusaciones de traición contra la periodista por haber sido elegida para ese puesto, por parte de su compañera de banca Lilia Lemoine, fueron escalando y derivaron en que la primera de ellas sufriera un pico de estrés que la obligó a internarse durante varios días.

De acuerdo con lo que revelaron a Infobae distintas fuentes libertarias, fue Zago el que decidió convocar a sesión para nombrar a Pagano al frente de esa comisión, para evitar así que el kirchnerismo pudiera quedarse con el lugar.

Sin embargo, la medida no fue del agrado de Martín Menem, quien sostuvo que no había consenso en el bloque y ordenó suspender el encuentro parlamentario, pero de todas formas la sesión continuó hasta la votación, a pesar de la queja a viva voz de Lemoine, que les advirtió a sus colegas que “no estaban siendo leales” a Milei.

Algunas horas más tarde, el presidente de la Cámara se reunió con Pagano y le pidió personalmente que renunciara a ese cargo y que desconociera la validez de aquella votación, a cambio de ser nombrada en otra comisión, como la de Libertad de Expresión o de Finanzas.

No obstante, la periodista se negó a ese reclamo y aseguró que, si no respeta lo que se decidió por mayoría en aquel encuentro de la comisión de Juicio Político, estaría rompiendo el reglamento del Congreso y “haciendo algo ilegal”.

En el grupo de WhatsApp en el que están todos los diputados de La Libertad Avanza, la cuestión no pasó desapercibida y el miércoles por la mañana una de las integrantes del oficialismo incluso -con tono de broma, pero sin disculparse luego- advirtió que es “experta en gualichos” y que, ante conflictos como este, prefiere “resolver las cosas con violencia física”.

Todo este contexto, sumado a que un grupo de empleados administrativos que trabajaban con Pagano y que renunciaron de manera sorpresiva, además de un supuesto incidente en un bar con una persona que aparentemente la estaba vigilando- derivó en que la legisladora quedara internada en una clínica de la ciudad de Buenos Aires, después de vomitar con sangre.

En el Senado, en tanto, el oficialismo también vivió un cimbronazo hace algunos días, cuando en el recinto se aprobó un aumento de la dieta para sus miembros, una medida que va en contra de los planteos de austeridad de Milei que, sin embargo, no responsabilizó a su compañera de fórmula, Victoria Villarruel, por lo sucedido.

De todas formas, la Vicepresidenta criticó a “los trolls propios y ajenos” que la cuestionan en las redes sociales y remarcó que lo que sucedió en la Cámara alta “es perfectamente legal” y ella no tenía “herramienta alguna para frenarlo”.

“Claro que hay limitaciones. Esto es una democracia. Si quieren que me comporte como una dictadora, no lo voy a hacer. Las reglas son estas y todos los bloques estuvieron de acuerdo”, explicó la funcionaria, al responderle a un usuario de X que la defendió.

En el entorno de Villarruel detallaron que los mensajes que compartió en su cuenta de esa red social fueron de manera preventiva, ante las posibles quejas por la aprobación del proyecto que fue impulsado por el peronista disidente Juan Carlos Romero, que consiguió los dos tercios necesarios para sancionar el incremento.

En marzo pasado, Menem y Villarruel desactivaron otra suba otorgada a fines de febrero último, lo que fue fuertemente cuestionado por el presidente Milei, que ordenó retrotraer la medida y luego se fotografió con su vice para mostrar unidad.

Mientras el oficialismo se prepara para el debate en el Congreso, el jefe de Estado encaró una agenda propia vinculada con el sector privado, al que le habló de forma directa el viernes en su discurso en el Foro Llao Llao, en la ciudad de Bariloche.

Ante un amplio grupo de empresarios, entre los que estaban los fundadores de algunas de las compañías más importantes del país, como Marcos Galperin, de Mercado Libre; Martín Migoya y Guibert Englebienne, fundadores de Globant, Sebastián Serrano, de Ripio, entre otros, el mandatario nacional ratificó su plan económico.

Las palabras del Presidente llegaron después de la reunión del jefe de Gabinete, Nicolas Posse, y el ministro de Economía, Luis Caputo, con Jay Shambaugh, subsecretario del Tesoro de los Estados Unidos, en la que se buscó mostrar el apoyo de la administración de Joe Biden al programa de la Argentina.

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, también expresó su respaldo a las políticas de Milei, al destacar que “la inflación en Argentina está bajando un poco más rápido” de lo que esperaba el propio organismo.

El miércoles, el Gobierno ordenó que el 75% de las empresas de medicina prepaga bajen el precio de sus cuotas, ya que deberán recalcular los aumentos que aplicaron desde diciembre, tomando como base para el cálculo el Índice de Precios al Consumidor.

En este contexto, el Presidente insiste en que las reformas que se enviaron al Congreso son fundamentales para que el país vuelva a crecer y le reclamó a la oposición un respaldo que culminará con la firma del Pacto de Mayo en Córdoba capital.

De hecho, el área de ceremonial de la Secretaría General de la Presidencia, que encabeza Karina Milei, ya viajó hasta esa provincia para analizar las posibles locaciones donde se podría realizar el acto, previsto para el 25 de mayo, y aunque todavía no hay un sitio confirmado, el Centro de Convenciones aparece como una de las opciones más viables.

Nota:infobae.com

Te puede interesar
--
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir diariamente las novedades en tu email