Desde un lugar de ensueño, Lago Puelo, El Hoyo y El Bolsón se unen contra la pandemia

Nacionales 21 de junio de 2020 Por Telam
comarca paralelo 42

Las localidades de Lago Puelo, El Hoyo y El Bolsón, forman parte de la Comarca Andina del Paralelo 42, al noroeste de la Patagonia Argentina, uno de los destinos cordilleranos más atractivos de esa región austral, que vive una situación compleja entre la normalidad anterior a la pandemia, ya que hasta ahora el coronavirus apenas llegó, y la vida post-Covid-19 que ya se está construyendo.

"Lago Puelo entró en distanciamiento social, igual que El Hoyo y Epuyén, y esto significa que se van habilitando más actividades a medida que se van aprobando los protocolos", explica en diálogo con la agencia Télam el intendente de la localidad chubutense de Lago Puelo, Augusto Sánchez.

Pero cuando el mandatario municipal habla de actividades autorizadas, refiere a disciplinas que en las grandes ciudades suenan casi irreales ahora: "Por ejemplo, las clases de yoga, o las terapias alternativas o incluso los consultorios de kinesiología, claro que con las precauciones qué hay q tomar y atención de a una persona ", detalla.

Ubicada en la zona cordillerana limítrofe entre Chubut y Río Negro, la Comarca Andina está integrada también por las localidades de Epuyén, Cholila y El Maitén, todas ellas caracterizadas por calles tranquilas y silenciosas, cerros delineados de blanco por las primeras nevadas que trajo el invierno, lagos y ríos que asisten incrédulos a la ausencia de turistas.

Así, la localidad disfruta de la serenidad habitual, ahora incrementada por la pandemia, "ya que este distanciamiento implica que no haya eventos en espacios públicos o privados con más de diez personas, así como tampoco presentaciones en teatros, clubes o centros culturales", agrega el intendente Sánchez.

Lo que la Comarca Andina no pierde, a pesar del estado excepcional que recorre el planeta, es su idiosincrasia poblada de mercados comunitarios, el trueque como opción, la estimulación del cuidado del medioambiente, las acciones sustentables, la conciencia alimenticia y la vuelta a lo natural, elecciones de muchos de los pobladores que eligen esta zona para vivir en armonía.

De hecho, los vecinos aseguran a esta agencia que la pandemia fortaleció esos lazos comunitarios así como los gestos de solidaridad y la construcción de un conocimiento común.

El que sí sabe bastante de coronavirus es el intendente de la ciudad rionegrina de El Bolsón, Bruno Pogliano, ya que contrajo el virus y logró vencerlo: "Estamos en aislamiento en este momento y pensábamos entrar en distanciamiento, pero con este nuevo decreto nos tocó cumplir las mismas normativas que Bariloche", dice a Télam.

El mandatario explica que "El Bolsón solamente tuvo tres casos, no tiene ni tuvo circulación viral, a diferencia de Bariloche", pero señala: "En definitiva, nos vimos afectados por esta nueva normativa y no pudimos pasar a la fase que estábamos esperando que era la de distanciamiento".

En El Bolsón son habituales las tardes frente al fuego de la salamandra, el pan recién horneado, el tejido, la cosecha y el trabajo en algún proyecto artesanal, con la infaltable música como compañera. Y también las caminatas y los paseos por el bosque.

Es eso lo que aspira a recuperar Pogliano: "Estamos a la espera de que se revea esta disposición para poder pasar a un aislamiento y ampliar así las actividades permitidas", anhela el mandatario local y con él los vecinos de la comarca.

Las bondades de las ciudades pequeñas pueden volverse un problema y eso lo tiene en claro el intendente de El Hoyo, Pol Huisman: "La población mayoritariamente acompaña y agradece que estemos todos cuidándonos, pero también estamos preparando las condiciones porque, si esto finalmente eclosiona, está claro que las instalaciones de salud en nuestra localidad hoy son precarias. Por eso, mientras tanto nos fuimos preparando y generando salas para internaciones extra hospitalarias y adecuando otras instalaciones", reconoce.

Las previsiones son muchas, pero hay sectores que ya sienten el peso del aislamiento: "Tratamos de asistir a las personas con módulos alimentarios o con créditos y acompañar de esa manera a la comunidad", dice Huisman y anticipa que también están planificando la post pandemia, tanto en la activación del aparato productivo como lo referido al turismo.

De hecho, Huisman se entusiasma un poco: "Somos un destino que encuadra en lo que va a buscar el visitante argentino tanto en la región como en la cercanía, porque acá el turismo mantiene estas condiciones de distanciamiento, no es un turismo de masivo" afirma.

A diferencia de lo que sucede en otras localidades del país, los municipios de la Comarca Andina no se cerraron sino que se enlazaron aún más para luchar contra el coronavirus: "Estamos estimulando los lazos solidarios y propiciando una cooperativa de desarrollo local integrada por todas las cámaras y clubes para hacer el planeamiento estratégico de lo que va a seguir", explica el intendente de El Hoyo.

"En general, la interacción en esta etapa de distanciamiento social es mucho más fluida con todas las localidades de la comarca porque está permitida la circulación entre ciudades de un mismo apartamento", apunta el coordinador del Área de Prensa del municipio de El Hoyo, Alejandro Pairone.

Sin embargo, esa circulación está sometida a controles: "Los operativos y la vigilancia de protocolos siguen funcionando y se revisan en forma permanente para hacer ajustes en función de los cambios en la normativa nacional y provincial", explica el jefe de Defensa Civil de El Bolsón, Leandro Romairone.

Con todo, los intendentes de El Hoyo, Lago Puelo y El Bolsón acordaron la semana pasada pedir al gobierno de Chubut que autorice "excepciones a las normas que limitan la circulación interprovincial de personas" en razón de la "estrecha conexión social, comercial y laboral" existente entre los habitantes de las tres localidades.

Te puede interesar