Se descontrolan en el interior del país los nuevos contagios pero descartan volver a la cuarentena dura

terapistas olivos

Los nuevos contagios por COVID-19 comenzaron a descontrolarse en el interior del país pero el Gobierno descarta, por ahora,  extremar medidas e imponer una cuarentena dura.

Santa Fe batió otro récord y registró 747 contagios en 24 horas, así como en Tucumán se dispararon los casos y llegaron a 324. En Córdoba, en tanto, hubo 480 y en Mendoza 413, por lo que entre sólo esas cuatro provincias se rozaron los 2 mil casos en un día. 

El AMBA, que supo estar en crisis con mucho menos casos que los registrados este miércoles en el interior, tuvo más de 6 mil casos. El número total de contagiados en el país fue de 10.933, mientras que se sumaron 199 muertes y el número de fallecidos ya alcanzó los 9.118.

En este marco, Alberto Fernández recibió ayer miércoles en Olivos a un grupo de terapistas y trabajadores de salud, un día después de que emitieran una carta en la que alertaron que el sistema sanitario llegó al límite.

Durante la entrevista, el médico y miembro de la Sociedad Argentina en Terapia Intensiva (SATI) Arnaldo Dubin sostuvo que, "hay un riesgo cierto de saturación. El sistema sanitario llegó al límite, no damos más. La única posibilidad de evitar un desastre es bajar el número de contagios, y no hay otra herramienta más que el aislamiento. La apertura es una invitación al desmadre".

Incluso los terapistas porteños están diciendo que la Ciudad esconde camas del sistema privado para no decir que está al limite de ocupación. Pero en la Ciudad lo niegan y reafirman que el nivel de ocupación de las camas privadas está al 72%.

Te puede interesar