Santa Cruz: Claudio Vidal va a la Corte Suprema por el aumento en la tarifa de gas

Santa Cruz 07 de mayo de 2024
claudio-vidal-puerto-deseado-pirri-martinez-recorrida

El gobernador de la provincia de Santa Cruz, Claudio Vidal adelantó que irá a la Corte Suprema de Justicia para pedir una medida de amparo por el aumento de tarifas del gas, que a mitad de año sorprenderá a casi 10.000 usuarios residenciales de seis localidades con un incremento superior al 1.000%.

“Voy a la Corte, se lo expliqué al Gobierno nacional y se lo dije al presidente de la Nación. Santa Cruz tiene localidades que en algunos meses del año tiene 25 o 30 grados bajo cero”, adelantó el mandatario provincial durante una recorrida en Puerto Deseado.

Claudio Vidal, que sostiene una relación ambivalente con las políticas de Javier Milei, en este caso cuestionó a los funcionarios nacionales porque “toman medidas muy desde Buenos Aires sin hacer un análisis previo de todo el país. Señor presidente, Santa Cruz tiene 25, 30 grados bajo cero en pleno invierno, necesitamos gas barato, accesible, y que además producimos nosotros, así que guarda”, subrayó.

Desde la Fiscalía de Estado están tomando denuncias de usuarios que realizan ante la imposibilidad de pagar las tarifas. “La ley de Emergencia me da un instrumento legal para que en los próximos días toque la puerta de la Corte Suprema de Justicia. Voy a la Corte”, explicó el gobernador, que en el medio de la arremetida reiteró que prefiere “que le vaya bien al gobierno nacional porque si le va bien al Gobierno nacional nos va bien a todos”.

Ante el aumento y la dolarización, la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Cruz sancionó a fines de abril la Ley de Emergencia Energética que autoriza al gobernador Claudio Vidal a “arbitrar todas las medidas administrativas y legales necesarias, a los fines de evitar aumentos desmedidos en las tarifas de los servicios públicos de gas y electricidad”. La ley entiende que ambos “son servicios esenciales debido a las bajas temperatura y condiciones climáticas extremas” de la provincia.

El lunes, a más de 40 días para el invierno, la capital de Santa Cruz amaneció nevada y en el oeste de la provincia hubo un alerta amarilla por temperaturas bajas extremas. La ciudad turística de El Calafate fue a las 9 de la mañana el punto más frío del país según el registro oficial del Servicio Meteorológico Nacional, con 11,2 bajo cero. Mucho antes, el 20 de marzo de este año, amaneció con una fuerte nevada el Parque Nacional Perito Moreno, ubicado entre Perito Moreno y Gobernador Gregores, dos localidades cuyos habitantes utilizan para calefaccionarse Gas Licuado de Petróleo (GLP), que tiene un costo mucho más caro que el gas natural de red.

Marcelo De La Torre,  presidente de Distrigas, la subdistribuidora estatal de la Provincia que abastece a la mitad de las localidades señaló que en los hogares “ya estamos consumiendo el gas más caro desde abril”, aunque advirtió que ahora el Gobierno nacional decidió diferir el último aumento por lo que recién va a impactar en el mes de junio. “La idea es hacer un amparo colectivo a nivel federal” para frenar el tarifazo.

Por otro lado, la Justicia Federal de Río Gallegos, admitió un recurso de amparo presentado por el Municipio de Río Gallegos para frenar el aumento del gas en representación de los usuarios de la capital de Santa Cruz. El secretario de Legal y Técnica, Gonzalo Chute, espera que Camuzzi Gas del Sur y Enargas respondan a la presentación judicial antes de mediados de este mes, según lo plazos legales.

Las presentaciones judiciales se amparan en la jurisprudencia que fijaron los cortesanos en 2016 cuando Mauricio Macri aplicó un tarifazo similar y debió retrotraerlo. Allí el el fallo CEPIS establecieron que los aumentos deben incorporar el criterio de gradualidad y razonabilidad a los fines de favorecer “la previsión de los usuarios dentro de la programación económica individual o familiar”, sin que esas tarifas sean confiscatorias de sus ingresos.

En la provincia de Santa Cruz los aumentos más altos los sufrirán unos 9.000 usuarios que seis localidades que se abastecen con GLP porque no llega el gasoducto a sus localidades. Los vecinos residenciales de El Chaltén tendrán una suba de 1.140%, aquellos que por ejemplo pagaron $6.900 de consumo promedio (579 m3) les llegará una boleta de $85.620. En los hogares de Gobernador Gregores, Los Antiguos, Perito Moreno, Lago Posadas y Bajo Caracoles se repetirá el mismo esquema.

Las Pymes y comercios de toda la provincia de Santa Cruz y en el sur de Chubut tendrán un incremento similar a los usuarios residenciales que utilizan GLP. La Opinión Austral pudo saber que alcanzará el 1.136% de incremento. Un comerciante de Río Gallegos de la categoría SGP 1 que pagaba $9.500 por un consumo promedio de 702 m3, por ejemplo, pasará a pagar $117.551. Uno de la misma categoría en Caleta Olivia, por ejemplo, pasará de $9.713 a $115.408.

En el sur de la provincia de Santa Cruz, Río Gallegos, El Calafate, Río Turbio, 28 de Noviembre, Piedra Buena y Puerto Santa Cruz, los usuarios residenciales del segmento de ingresos altos sin subsidio tendrán un incremento promedio del 491%. Una vivienda categoría R1 que consumió 283 m3 pasará de una factura de $3.785 a $23.309 a partir de junio. Una vivienda categoría R3 1 que consumió 709 m3 pasará de una factura de $9.939 a $58.404.

Los usuarios del segmento de ingresos bajos, son los hogares que más incremento tendrán con una suba promedio de 578%. Una vivienda categoría R1 que consumió 317 m3 pasará de una factura de $1.647 a $11.548 a partir de junio. Una vivienda categoría R3 1 que consumió 696 m3 pasará de una factura de $3.999 a $26.903.

En los hogares de segmentos de ingresos medios, el incremento promedio será de 529%. En este segmento el mayor aumento lo tendrán los que menos consumen. Allí una familia categoría R1 que consumió 332 m3 de promedio anual pasará de una factura de $2.051 a $14.516. Una vivienda categoría R3 1 que consumió 745 m3 pasará de una factura de $8.522 a $52.439.

En Caleta Olivia, Puerto Deseado, Pico Truncado y el resto de las localidades desde San Julián hacia el norte de Santa Cruz (también para el sur de Chubut), los usuarios del segmento de ingresos altos sin subsidio tendrán un incremento promedio del 449%. Una vivienda categoría R1 que consumió 285 m3 pasará de una factura de $3.964 a $22.441 a partir de junio. Una vivienda categoría R3 1 que consumió 709 m3 pasará de una factura de $10.376 a $56.859.

Los usuarios del segmento de ingresos bajos, sufrirán una suba promedio de 492%. Una vivienda categoría R1 que consumió 357 m3 pasará de una factura de $1.936 a $10.580 a partir de junio. Una vivienda categoría R3 1 que consumió 696 m3 pasará de una factura de $4.287 a $24.775.

En los hogares de segmentos de ingresos medios, el incremento promedio será de 485%. Allí una familia categoría R1 que consumió 382 m3 pasará de una factura de $2.056 a $13.022 a partir de junio. Una vivienda categoría R3 1 que consumió 745 m3 pasará de una factura de $8.830 a $30.884.

Para aprobar la Ley de Emergencia, Vidal tuvo el consenso del bloque opositor de Unión por la Patria con el objetivo de “proteger a los ciudadanos de aumentos injustificados y desproporcionados en los servicios públicos, garantizando así su acceso a la energía a precio justo y razonable”

Cuando el gobernador presento el proyecto ante la Legislatura señaló que “surge en respuesta a la situación de crisis que enfrenta la provincia debido a la reducción de la coparticipación y programas de asistencia por parte del Gobierno Nacional, los cuales han sido eliminados por la administración actual”. Indicó que “la pérdida de estos recursos ha generado dificultades para el Estado Provincial en la provisión de necesidades básicas para la población”.

Recordó que el Régimen Nacional de Energía Eléctrica “busca proteger los derechos de los usuarios y garantizar tarifas justas y razonables”. Sin embargo, “recientes medidas gubernamentales, como el aumento exorbitante de tarifas eléctricas y la dolarización de precios del gas, han impactado negativamente en los habitantes de Santa Cruz, con aumentos que llegan hasta el 1000% para los usuarios de gas licuado de petróleo y hasta el 2339% para la potencia contratada en electricidad”.

“Este aumento desproporcionado de tarifas, sin considerar el contexto económico recesivo e inflacionario, resulta insostenible para los usuarios locales y contradice los principios de bienestar general y derechos sociales establecidos en nuestra Constitución Nacional”, argumentó.

Los comercios consideraron que evitar el tarifazo “al menos brinda un respiro a los emprendedores, comerciantes y titulares de pymes para poder paliar la situación de crisis que están viviendo” en un contexto de crisis caracterizado por la caída de las ventas y prestaciones de servicios, el incremento de los costos de los insumos, la imposibilidad de acceso al financiamiento y la asfixiante presión impositiva.

Nota:https://laopinionaustral.com.ar/

Te puede interesar
--
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir diariamente las novedades en tu email