Tierra del Fuego: Sector comercial en crisis por aumentos tarifarios, inflación y despidos

Tierra del Fuego 20 de mayo de 2024
20240519105559f46b5d3452bcc8cb48461a677f47308e

El sector de almaceneros y comerciantes en la ciudad de Río Grande se enfrenta a una crisis sin precedentes, caracterizada por una combinación de factores que han desencadenado una situación financiera y operativa extremadamente desafiante marcada por la recesión y los despidos en la industria. “A esto se suman los fuertes aumentos en la tarifa eléctrica y, en la última semana, un aumento descomunal del gas”, afirma el referente del sector almacenero en Río Grande, Luis Schriber.

Uno de los principales problemas identificados por Schriber es el repentino incremento en las tarifas de servicios públicos, en particular en el caso del gas. Según sus palabras, "la situación es difícil porque además estamos todos los días peleando y buscando cómo sostener los negocios, venimos de un golpe fuerte también con el tema de la luz que en tres meses subió un 300%. Ahora el gas, que es insostenible". Según Luis, si estas tarifas no son revisadas, "van a cerrar muchos comercios. Las boletas vinieron con un aumento promedio de 1.600%".

El testimonio de Schriber revela casos concretos de comercios que han visto multiplicarse exponencialmente sus facturas de servicios básicos, como en el caso de un lavadero cuya tarifa de gas pasó de $5.800 a $92.000.

La desocupación también se presenta como un factor determinante en la crisis que aqueja al sector. El incremento en los niveles de desempleo contribuye al cierre progresivo de comercios. "Hay una desocupación cada vez más grande, van cerrando comercios. Te lo dice el mismo sindicato. Esto está pasando en todo el comercio en general. Quizás los almacenes somos los últimos que vamos a resistir, porque se trata de comida", agregó el referente.

Los cambios en los hábitos de consumo de la población son un reflejo directo de la difícil situación económica. "La gente dejó de comprar todo lo que no es indispensable", afirma Schriber, destacando la adaptación de la población a un presupuesto más ajustado y la necesidad de los comercios de encontrar nuevas estrategias para sobrevivir en este entorno desafiante.
 

Te puede interesar
--
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir diariamente las novedades en tu email