Chubut: Preocupación por el posible cierre de ocho sedes del INTI en la Patagonia

Chubut 02 de junio de 2024
1717198396349

Esta advertencia nace a partir de las políticas anunciadas por el gobierno nacional respecto a la reducción de personal y hasta el cierre de organismos públicos, sumado ahora al posicionamiento de autoridades del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) que ayer pronosticaron el cierre de ocho sedes de la institución en la Patagonia.

Una resolución interna señala que “nos comunicaron sobre la reunión del día de ayer entre las/os sub-gerentes regionales y el Presidente de INTI en la que afirmó que se cerrarán 8 Sedes de la Patagonia y otras sedes de todo el país”.

En Patagonia las sedes serían: San Martín de los Andes (Neuquén); Viedma, San Carlos de Bariloche y Villa Regina (Río Negro), Puerto Madryn y Esquel (Chubut), y las únicas 2 sedes  en Río Gallegos (Santa Cruz), y Río Grande (Tierra del Fuego), afectando, al menos, 28 agentes y sus familias sobre un total de 75 en toda la región, “lo que impactará directamente en la prestación de los servicios tecnológicos y estructuras familiares”, agrega el documento. 

El presidente de CIMA, Oscar Dethier, subrayó “la importancia para el país de la capacidad ociosa que hoy tenemos, la cual se manifiesta en activos y bienes, o en activos del conocimiento: y el INTI tiene ahí un capacidad”.

“El INTI es importante para la industria nacional de un país grande que está disperso y donde hace falta la apoyatura para la industria. Y el INTI ha desarrollado esas capacidades tecnológicas que son las apropiadas para desarrollar líneas de negocios”, agregó. 

De hecho, el INTI está trabajando en la sede de CIMA de Puerto Madryn desde hace 7 años: “Ha demostrado sus ventajas referidas a la unidad de transformación digital, en el agregado de valor, desarrollo de proveedores de grandes empresas. Es decir que hay capacidad y también está disponible para las empresas”.

Si bien desde CIMA comparten la idea que “todo aquello que no tiene capacidad de producir valor, no sirve”, Dethier apuntó que “tiene que haber una visión caso por caso y evaluar el efecto positivo o no que tiene en cada región. Por eso hay que estar atentos a que las medidas no vayan más allá de lo imprescindible y lo conveniente para el país”. 

Una lectura de estos cierres en el INTI hace creer que los trabajadores de las sedes a cerrar trasladen su operatoria a otras localidades donde sí quedarían funcionado: “Hay cosas que pueden ocurrir en un gran centro urbano y tal vez conviene que todo ocurra en un mismo punto. Pero en lugares tan distantes como la Patagonia, claramente no. Hay que escuchar a los usuarios de los servicios.”

En este sentido, Dethier advirtió que “es un tema de alta preocupación, especialmente en la Patagonia donde todo es tan distante y donde existe una integración entre los sectores productivos y la propia apoyatura del INTI”.

Te puede interesar
--
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir diariamente las novedades en tu email