Neuquén: Profesionales del Castro Rendón colocaron la primera válvula pulmonar de la Patagonia

Neuquén 03 de junio de 2024
f685x385-679010_716703_5050

Profesionales médicos de los servicios de hemodinamia, cardiología de adultos y cardiología infantil del hospital provincial Castro Rendón de Neuquén realizaron una práctica inédita en la Patagonia. Se trata de la colocación de una válvula pulmonar percutánea a una mujer oriunda de la localidad de Zapala. La práctica consiste en introducir el dispositivo mediante un cateterismo con el fin de evitar la realización de una cirugía de alto riesgo.

El procedimiento contó con la articulación del doctor Alejandro Peirone, jefe del servicio de hemodinamia y de la sección cardiología pediátrica del Hospital Privado Universitario de Córdoba y jefe del departamento cardiovascular del hospital de niños de esa provincia. El equipo se completó con los hemodinamistas infantiles, Oscar Vagnola y Emilio Alvarellos.

Los profesionales explicaron que las cardiopatías congénitas, “a medida que van avanzando, se van complejizando, por lo que es muy importante analizar las pautas de colocación de este tipo de válvulas”, afirmaron. En el caso de los pacientes adultos o adolescentes con estas patologías, que se dan en 7 de cada 1000 nacidos vivos, explicaron que muchas veces requieren de correcciones quirúrgicas, que no duran toda la vida.

Hasta hace unos años, la cirugía era la única forma de abordar la situación, la cual requiere de una reapertura del tórax, parar el corazón y colocar una circulación extracorpórea. Desde hace una década, se utiliza la práctica de colocar la válvula por método percutáneo, es decir, mediante cateterismo, a través de la ingle del paciente. 

Al ofrecer detalles sobre la práctica, los profesionales revelaron que la paciente es una mujer de 40 años, que se trata en el hospital Castro Rendón desde pequeña y se le dio el alta a las 24 horas de la internación. Además, detallaron que no fue necesario detener el corazón, en un procedimiento que duró aproximadamente dos horas. En el equipo, intervinieron enfermeros, técnicos, anestesiólogos, cardiólogos, especialistas en cardiopatías congénitas, equipo de imágenes y unidad coronaria.

 
 
 

Te puede interesar
--
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir diariamente las novedades en tu email