Neuquén: Explosión de casos de gripe A en la provincia: "Hay que volver a usar el barbijo"

Neuquén 08 de junio de 2024
guardia-hospital-castro-rendon-5jpg (1)

El pico de contagios de enfermedades respiratorias llegó de manera anticipada y superó las expectativas en las guardias de los hospitales de Neuquén. Aunque los profesionales aclaran que no se trata de un brote de coronavirus sino de otro tipo de gripes, recomendaron retomar el uso del barbijo para protegerse y proteger a otros.
 
"Más del 50% de los casos fue de H1N1, también conocida como gripe A, de la que hubo una epidemia en 2009", recordó la médica emergentóloga del hospital provincial Castro Rendón, Adelaida Goldman. Aunque la persistencia de las complicaciones de salud alertó a muchos pacientes, recordó que este tipo de gripe dura unos siete días, por lo que no es raro pasar varios días en cama o con síntomas notorios de la enfermedad.

Para reducir el impacto de este pico de contagios, aconsejó aplicarse la vacuna antigripal, aunque recordó que este método no inmuniza ante un potencial contagio. "La vacuna antigripal no evita el contagio pero sí un caso grave de neumonía o internación. Es recomendable sobre todo a la población de riesgo, como embarazadas, personas con asma, que se realicen quimioterapia, personas mayores de 65 años", informó en una entrevista con LU5.

La profesional indicó que no se están realizando hisopados con el método que se aplicaba durante la pandemia de coronavirus, aunque sí se realizan algunos tests al azar a modo de vigilancia. Aunque recordó que esta multiplicación de los casos de enfermedades respiratorias no se vincula con un rebrote de la pandemia, sí recomendó volver al barbijo.

"Hoy asociamos el barbijo con un momento muy oscuro que tuvimos todos", dijo y señaló que sigue siendo un método efectivo de protección, por lo que no hay que juzgar a las personas que deciden utilizarlo.

"El barbijo es nuestro mejor amigo, tenemos que volver a amigarnos y hay que usarlo por algo solidario", dijo y agregó: "Hay que volver a sacar, me lo tengo que poner y nadie me tiene que decir nada".

Para Goldman, es importante retomar hábitos que comenzaron durante la pandemia y que implican un gesto de solidaridad hacia otras personas. Así, recordó que no hay que concurrir al trabajo ni a espacios concurridos cuando se atraviesa una gripe como la H1N1. En caso de que las salidas sean inevitables, recomendó no hacerlo durante los primeros tres días, que es la etapa en la que se vuelve más contagioso.

"Y si tengo que salir igual, lo mejor es usar barbijo. Quizás yo lo paso, pero el que está al lado no lo va a pasar tan bien porque es población de riesgo o no tuvo acceso a las vacunas", aseguró la médica.

Además del uso de barbijo, propuso seguir con las recomendaciones sanitarias más habituales para evitar los contagios, como el lavado frecuente de las manos, la ventilación de los ambientes y toser o estornudar en el pliegue del codo.

"Nosotros sabemos que llega el invierno y tenemos más consultas. Nos preparamos para eso con recursos e insumos. Pero realmente lo que está pasando desbordó nuestras expectativas. La situación es de una altísima demanda", sostuvo la jefa del Servicios de Urgencias y Emergencias Pediátricas del Hospital Provincial Neuquén, Belén Ehlers, en diálogo con LMNeuquén.

Recordó que en 2020 y 2021, habían disminuido las consultas. Luego de la pandemia de Covid-19, vinieron años parecidos a la pre-pandemia. Pero este 2024, todavía no empezó el invierno y es muchísima la consulta, mayor a años anteriores sin ser invierno todavía. "Por lo tanto, creemos que viene diferente para todos, especialmente para los niños. Los contagios son altísimos", expresó.

Yendo a los números fríos, las consultas casi se triplican. Un día normal, la guardia del Castro Rendón atiende en promedio entre 60 y 70 pacientes. Esta semana de junio, apuntó Ehlers, asisten por guardia hasta 170 pacientes por día. "Es muchísimo para una guardia, con tiempos variables de dos a tres horas de espera, si no aparece una emergencia", sostuvo este miércoles.

Anualmente, la campaña se lleva a cabo en todo el país para reducir las complicaciones, hospitalizaciones, secuelas y muertes ocasionadas por la infección del virus influenza en la población de riesgo. Además, resulta una gran oportunidad para completar los refuerzos de la vacuna COVID-19.

La vacuna antigripal está incluida en el Calendario Regular de Vacunación para grupos específicos: personal de salud, personas gestantes (en cualquier momento del embarazo), personas puérperas, personas de 6 a 24 meses inclusive (deben recibir dos dosis separadas por al menos un mes), personas de 25 a 35 meses inclusive con factores de riesgo (deben recibir dos dosis separadas por al menos un mes), personas de mayores de 2 a 8 años inclusive con factores de riesgo (deben recibir dos dosis separadas por al menos un mes), y todas las personas a partir de 65 años, y entre 9 y 64 años con factores de riesgo como enfermedades cardíacas, respiratorias, renales, inmunosupresión, obesidad y diabetes.

Para dicha población objetivo, la vacuna antigripal es gratuita y no requiere de orden médica. Se puede aplicar junto a cualquier otra vacuna y que, de acuerdo al ingreso de partidas, se irán distribuyendo para continuar con los distintos grupos que deben recibirla.

Te puede interesar
--
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir diariamente las novedades en tu email