Neuquén: Petroleros, estatales, bancarios: ¿Quiénes pagan Impuesto a las Ganancias en la provincia desde agosto?

Neuquén 03/07/2024
trabajadores-petroleros-boca-pozo-1200_678jpg

El Impuesto a las Ganancias impulsado por el gobierno nacional dentro del paquete fiscal que negoció junto a la Ley Bases con la oposición colaboracionista del Congreso alcanzará a más de 45 mil trabajadores neuquinos. El primer descuento se haría con los salarios de agosto.
 
El porcentaje de salarios gravados en Neuquén supera por mucho al alcanzado a nivel nacional porque la provincia tiene salarios más altos.
Además, esta vez el impuesto a los sueldos no tendrá contemplaciones con las situaciones distintivas que imperan en la relación laboral de los asalariados neuquinos respecto a los de otras regiones. No excluye los montos percibidos en carácter de adicionales ni los que cubren el refrigerio, por ejemplo, que estaban excluidos en la última versión del tributo, antes de ser eliminado por Sergio Massa en el marco de su campaña presidencial fallida.
De acuerdo a datos oficiales de Trabajo de la Nación, el salario nominal por puesto de trabajo más alto en el país es el del sector de minería y petróleo. Al mismo tiempo, los trabajadores bajo convenio del sector público provincial tienen paritarias atadas a la inflación desde hace años, con los cual perdieron menos poder adquisitivo que los de la mayoría de sus pares en el resto del país.

En la provincia, en la industria petrolera halló su fuente de trabajo más del 17 por ciento de la masa total de trabajadores registrados en las empresas asentadas en territorio neuquino. La participación de la industria petrolera en la oferta laboral de la provincia está en crecimiento constante desde la recuperación de la actividad posterior a la pandemia.

La industria de los hidrocarburos pelea cabeza a cabeza el lugar de mayor generador de empleo con el comercio, que a nivel nacional encabeza el ranking de los sectores económicos por capacidad de sostenimiento de mano de obra.

Marcelo Rucci, secretario general del Sindicato Petrolero, estimó que el 70% de los trabajadores de la industria madre de la provincia pagarán Ganancias cuando se active el tributo que generó polémica en entre gobernadores que lo impulsaban y otros, como los patagónicos, que se oponían porque en sus provincias la porción de alcanzados por el gravamen es mayor. Serían unos 20 mil los trabajadores de los yacimientos alcanzados por el Impuesto a las Ganancias.

En el comercio neuquino el gravamen a los salarios puede alcanzar a trabajadores con antigüedad y funciones con responsabilidad mayor, mientras que la gran cantidad de empleados que atienden al público o corren por los pasillos de los supermercados remarcando los precios o reponiendo productos tienen ingresos que no llegan al monto mínimo de los sueldos alcanzados por el tributo.

Los petroleros tienen los sueldos más altos y conforman la mayor cantidad de empleados registrados. No obstante, ese sector no es el único fuertemente impactado por el impuesto a las Ganancias. Los bancarios en gran proporción pagarán el impuesto, pero en cantidad tienen infinitamente menos incidencia en la masa laboral registrada que los petroleros.

Lo mismo pasa con los camioneros del sector petrolero, o los trabajadores de las distribuidoras eléctricas o de agua, que son sectores con salario nominal por puesto de trabajo entre los mejores de la provincia, pero que sus aportes al conjunto de los empleados registrados son limitados.

En el sector público provincial, el impuesto afectará a entre el 20 y el 30 por ciento de los trabajadores. Los cargos con más responsabilidad en la docencia y la atención de la salud son los más expuestos a la aplicación de las alícuotas del impuesto que alimentará las billeteras del presidente y los gobernadores, por ser Ganancias un tributo con recaudación coparticipable.

En el sector estatal provincial, sin contar la docencia, el alcance de la aplicación de las alícuotas fijadas en el tributo incorporado al paquete fiscal del gobierno de Javier Milei afectaría a unos diez mil trabajadores, entre los cuales siete de cada diez trabajan en el sector Salud, según las estimaciones que hizo ATE, el gremio liderado en el orden provincial por Carlos Quintriqueo.

Los trabajadores de las aulas pagarán ganancias cuando tengan adicionales altos en sus sueldos por la zona en la que se desempeñan fundamentalmente, o bien en los casos de que un trabajador se desempeñe en dos cargos. Las estimaciones desde el sector sindical apuntan a que alcance un universo integrado por tres de cada cien trabajadores de la educación.

Ahora hay que afilar el lápiz nuevamente puesto que los docentes que no falten más de lo exigido para el premio económico por presencialidad sumarán motivos con potencial para llegar al mínimo no imponible.

En todas las reparticiones estatales los trabajadores con cargos más altos en el organigrama volverán a pagar Ganancias. En la versión anterior fueron despegados de los descuentos por una Ley Provincial pero el tributo del nuevo paquete fiscal derogó su incidencia en adelante.

El Impuesto a las Ganancias afectará a los trabajadores con ingresos brutos desde 1.800.000 pesos si son solteros y desde 2.200.000 pesos si son casados con hijos. Las alícuotas fijadas oscilan entre el 5% y el 35%, según la cuantía del salario alcanzado por la imposición.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir diariamente las novedades en tu email