La Pampa: La UCR le pide a Milei “apego a la Constitución”

La Convención Provincial de la Unión Cívica Radical (UCR) se reunió ayer y definió nuevas autoridades. A su vez, hubo un fuerte debate político en relación a la coyuntura actual tanto en La Pampa como a nivel nacional.

La Pampa 07 de abril de 2024
1712459549104

La Convención Provincial de la Unión Cívica Radical (UCR) se reunió ayer y definió nuevas autoridades. A su vez, hubo un fuerte debate político en relación a la coyuntura actual tanto en La Pampa como a nivel nacional. En ese marco, se definió como una "oposición responsable" y le exigió al presidente Javier Milei que se apegue a la Constitución Nacional.

El encuentro se llevó a cabo en la sede de la calle Pellegrini y comenzó a las 14 con las acreditaciones de delegados y delegadas de distintas localidades de la provincia. También contó con la presencia del titular del Comité Provincia, Federico Guidugli, del presidente de la Convención, Hipólito Altolaguirre, y su sucesor Román Molín. Participaron también los legisladores nacionales Marcela Coli y Daniel Kroneberger, diputados provinciales, concejales y referentes de los distintos espacios internos.

Uno de los primeros puntos del orden del día fue la constitución de la nueva Mesa Directiva de la Convención Provincial. Sobre este punto, días atrás había trascendido que existía un acuerdo para que Molín, el abogado santarroseño que fue secretario de Gobierno en la gestión de Leandro Altolaguirre, asuma la presidencia en reemplazo de "Poli". Cinthia Guette (General Pico) y Francisco Torroba fueron elegidos para los cargos de vicepresidentes 1º y 2º respectivamente. Hugo Pérez también integrará dicha mesa.

El encuentro se extendió por unas cuatro horas donde hubo un fuerte debate político al momento de analizar la coyuntura política nacional y provincial, con palabras "duras" pero dentro de un marco de respeto. Las mayores diferencias existieron al momento de debatir sobre la política a nivel país.

Respeto a la Constitución.

Tras el encuentro, a través de un comunicado de la Convención, la UCR ratificó su "rol opositor" y su compromiso con "el normal funcionamiento de las instituciones y la búsqueda de consensos necesarios para revertir la difícil situación que vive el pueblo argentino". Con respecto al escenario nacional, indicaron que el país está frente "a un descalabro económico generado por el gobierno de Alberto Fernández".

En ese sentido, remarcaron que "la UCR es una fuerza opositora, no una fuerza obstructora. Respetamos el mandato de las urnas y proponemos la discusión y la búsqueda de consensos en el marco del sistema republicano para establecer políticas públicas que reviertan el inaceptable estado de pobreza que tiene el 50% de la población y que compromete el funcionamiento del sistema democrático".

Sin embargo, deslizaron críticas a la gestión de Javier Milei. Al respecto, plantearon "la necesidad de que el radicalismo debe exigirle a este gobierno nacional el apego absoluto a la Constitución Nacional, preservar el respeto por el sistema democrático y a la división de poderes que parece no entender".

A su vez, remarcaron que se debe "garantizar que ningún jubilado pierda poder adquisitivo como así también, la clase trabajadora. Se deben asegurar las autonomías provinciales, la educación pública, gratuita, laica y de calidad en todos los niveles y promover el trabajo formal". También se posicionaron ante "los enfrentamientos entre los diferentes niveles del Estado", los cuales rechazaron debido a que "castigan únicamente a los ciudadanos de cada una de las provincias".

Desde la Convención pidieron terminar "con la incitación a la violencia por el que piensa distinto, algo que ha hecho en reiteradas oportunidades el presidente de la nación contra la UCR. Nada de estas actitudes tienen que ver con el radicalismo y el legado de Raúl Alfonsín. Se debe debatir por encima de la grieta y dar soluciones, para lo cual es imprescindible el pleno funcionamiento de las instituciones".

Situación pampeana.

Durante el encuentro se abordó la realidad en La Pampa y señalaron que se "necesita una alternancia que obliga a los sectores de la oposición a buscar coincidencias y ratificar el espíritu frentista que hemos sostenido a partir de 1983. Instamos al gobierno provincial a que mediante mecanismos de diálogo encause su acción en un proyecto de producción y desarrollo, tanto con los partidos políticos como con las instituciones representantes de los sectores productivos, de trabajadores e intermedias".

En esa línea, advirtieron que "estos 40 años de gobierno justicialista no han modificado la estructura productiva primaria de La Pampa, transformándose simplemente en un gobierno operador de las funciones básicas del Estado Provincial". Por otro lado, instaron "a sostener como política de estado un sistema educativo que le otorgue al mismo la prioridad de ser un servicio básico. En La Pampa también la educación replica la falta de actualización de contenidos y el respeto al cumplimiento de los días de clase establecidos por ley".

Por otro lado, sostuvieron que se "debe priorizar la jerarquización del empleo público dando cumplimiento a las pautas presupuestarias que se discutan y las modalidades de ingreso a la misma, dejando de lado prácticas que son aprovechadas por el partido gobernante en desmedro de la función que debe cumplir el estado provincial".

Sobre el BLP, reiteraron que debe financiar "emprendimientos productivos, al campo, la industria, comercio y sectores de servicios, no como ha estado haciendo en el periodo anterior que se ha dedicado a financiar al Banco Central. Es necesario que articule ahorros de los pampeanos con políticas publicas destinadas a morigerar el agudo déficit de viviendas existente en nuestra provincia y que el estado provincial ha sido incapaz de revertir". .

Carta orgánica.

Otro de los ítems en el orden del día fue la conformación de una comisión para la redacción del proyecto de reforma de la Carta Orgánica Provincial. Las modificaciones introducidas en un texto que se ha redactado será evaluado y podría incluir, como plantean algunos sectores, que jóvenes de entre 16 y 17 años, se puedan afiliar. También se impondrá formalmente en el texto la paridad de género y también se pretende incluir allí la denominada “Ficha Limpia”, que prohíbe que personas condenadas por delitos de corrupción puedan ser candidatos a cargos públicos.

"Hay que poner límites".

El flamante presidente de la Convención Provincial, Román Molín, señaló que la UCR tendrá un rol de oposición responsable y no debe poner "palos en la rueda". En ese marco, deberá "ponerle límites a los desbordes" que pueda tener el gobierno nacional.

En diálogo con LA ARENA, expresó que es "un honor ser propuesto" para presidir el organismo y anticipó que esta semana tendrá su primera reunión con el resto de los integrantes. En relación al desarrollo del encuentro, indicó que tras abordar las cuestiones del orden del día se pasó el debate de la situación política provincial y nacional.

En ese punto, expuso el presidente del bloque de diputados provinciales de la UCR, Hipólito Altolaguirre, quien "trazó un panorama de la labor parlamentaria y un pormenorizado informe sobre la estrategia del bloque, que en general fue muy bien recepcionada". Por otro lado, Molín esbozó críticas similares a las planteadas en el documento contra el gobierno provincial. "Es un gobierno que en lugar de ahorrar y reasignar recursos donde hay necesidades, tiene una gran prodigalidad... Sobre todo pensando que pide una nueva inversión para terminar el Megaestadio, que es un verdadero monumento al fracaso de gestión", señaló. "Coincidimos todos en la necesidad de reforzar las propuestas del radicalismo para transformar a La Pampa en una provincia desarrollada", resaltó.

Rol opositor.

Por otro lado, en alusión al escenario nacional, señaló que "todos coincidimos en el rol opositor del radicalismo, pero también coincidimos en que hay una situación delicada frente a un gobierno que dejó 45% de pobreza, una desenfrenada emisión monetaria y un Estado que fue puesto a disposición del candidato oficialista (NdR: en alusión a Sergio Massa). Ahora, desde la oposición hay que ser muy responsable para proteger eso que el radicalismo valora tanto, que es el sistema democrático".

Celebró los "40 años de un sistema alternancia política y funcionamiento regular de las instituciones" y aseguró que seguirán "en esa tarea". En ese sentido, apuntó a que trabajarán como oposición pero no para "obstruir un mandato popular al cual tenemos cuestionamientos que hacerle, pero no vamos a ponerle palos en la rueda". La intención es garantizar "una gobernabilidad razonable".

En relación a los cuestionamientos previos que hubo al senador nacional Daniel Kroneberger por su apoyo al DNU, Molín comentó que en el encuentro tanto el legislador como la diputada Marcela Coli "explicaron sus posturas y hubo un debate sobre ello. No olvidemos que los bloques parlamentarios son instituciones que tiene la UCR y se desenvuelven en ese marco, no están atados a la Convención".

Pese al fuerte debate, resaltó que "nos pudimos escuchar y opinar todos. Esto es lo valorable, el radicalismo da una muestra de que es un partido horizontal".

Rol de fiscalización.

Molín aseguró que la UCR continuará "cuestionando y ejerciendo el rol de fiscalización republicana de los actos de gobierno. Yo considero que el presidente debe respetar las instancias parlamentarias, porque no hay verdades reveladas. La UCR le puso límites al kirchnerismo, un ejemplo de esto fue el juicio a la Corte. Con Milei hay que hacer lo mismo, ponerle límites a los desbordes extrainstitucionales que puede ejercer".

De todas maneras, aclaró que hay reformas en las que coincide que es necesario avanzar, como en el ámbito laboral, "respetando los derechos adquiridos". Sin embargo, mostró su desacuerdo con "el destrato" a la educación y la salud pública.

Nota:https://www.laarena.com.ar/

Te puede interesar
--
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email