Actualidad: Hidrovía: Los detalles confidenciales del acuerdo entre la AGP con el Ejército de EE.UU.

Actualidad 05 de mayo de 2024
Captura de pantalla 2024-05-05 22.44.52
Rúbrica del Acta de inicio de dicho acuerdo, concretado el pasado 7 de marzo

El Gobierno de los Estados Unidos desplegó una estrategia de control sobre todos los países que poseen un punto de contacto con la red troncal del Paraná, la llamada Hidrovía, con la excusa de bloquear una mayor presencia empresas chinas o rusas en la región. Su fin último apunta a la preservación de los intereses de las empresas norteamericanas que ya poseen una pata sobre los recursos naturales de la región (litio, petróleo, gas, materias primas, tierras).

En este escenario de la geopolítica, la Argentina es vista como un epicentro clave para el despliegue de la estrategia oficial norteamericana, de ahí la verborragia de Javier Milei por anunciar la instalación de una base militar en Tierra del Fuego.

De Ushuaia a la Quiaca. En la sesión de soberanía que echó a rodar la administración Milei, también posee un rol central la firma y puesta en marcha del Memorandum de Entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés) entre la Administración General de Puertos Sociedad del Estado (AGP) y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos con injerencia sobre la red fluvial del Paraná.

Si en el país predominara una política de Estado transversal a las diferentes administraciones, esa sería la plena obsecuencia hacia los intereses de La Embajada y su pretensión de controlar los recursos naturales del país y el dictado de políticas públicas ad hoc para los intereses norteamericanos.

La firma del MOU se llevó a cabo el 30 de noviembre de 2023, cuando aún faltaban diez días para que finalizara el Gobierno del Frente de Todos. Milei ya había ganado la segunda vuelta. El documento de seis carillas fue rubricado por Daniel Hibner, brigadier general del Comando del Ejército de los Estados Unidos y José Carlos Mario Beni, interventor general de Puertos S.E. 

Beni ocupaba el cargo de interventor de la AGP junto a Tomás Vernet, ambos dependientes del ministro de Transporte del FdT (Diego Giuliano en último caso). Por acuerdos políticos dentro del FdT, Sergio Massa era quien detentaba la injerencia exclusiva sobre toda el área de transporte. Beni y Vernet continuaron como funcionarios de AGP tras el cambio de Gobierno, bajo las órdenes del nuevo interventor de la AGP, el mileista Gastón Alejo Benvenuto. 

multimedia.normal.9a102d5c38aa83bc.TU9VIDFfbm9ybWFsLndlYnA=

multimedia.miniatura.86f1b3611ee87a3c.TU9VIDNfbWluaWF0dXJhLndlYnA=

multimedia.normal.97101ebdac5633a0.TU9VIDJfbm9ybWFsLndlYnA=

Luego de la firma del MOU llegó la rúbrica del Acta de inicio de dicho acuerdo, concretado el pasado 7 de marzo.

El documento con que marcó el punto de partida del Memorándum de Entendimiento contiene las firmas de Adriel McConnell, director de proyectos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos; Marc Stanley, embajador norteamericano en Argentina y Benvenuto como interventor de la AGP. 

“Recuperación de tierras; diseño de políticas públicas hídricas, investigación y desarrollo en temas vinculados a la navegación y dragado; visitas e intercambio de personas o equipos de personas en las áreas técnicas relacionadas con el Memorándum”, son algunos de los lineamientos expresados en el texto firmado por ambos países como caballo de trolla de una mayor injerencia norteamericana sobre los recursos naturales del país. 

“Todos los datos, documentos e información obtenidos para la ejecución del presente MOU así como los análisis, informes o programas generados durante el mismo, que se hallen protegidos legalmente o sean considerados como información no divulgable, no podrán ser divulgados ni total ni parcialmente”, puede leerse en el texto.

La AGP y el Gobierno de los Estados Unidos poseen total discrecionalidad sobre lo firmado. Bajo el paraguas del intercambio de información técnica, Estados Unidos avanza en su estrategia de control sobre los recursos del país.

El Destape accedió a los documentos originales con la firma del MOU y su Acta de Inicio a partir de un pedido de acceso a la información pública que contó con la respuesta de Patricio Ezequiel Jaccoud Girart, subsecretario de apoyo legal societario de la Jefatura de Gabinete. 

Los alcances del MOU

El Memorándum de Entendimiento firmado entre la AGP y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos tendrá una duración de cuatro años, según lo informado por Girart a partir del pedido del pedido de acceso a la información púbica requerido por El Destape.

De acuerdo a lo informado, la cooperación mutua y el intercambio de información se relacionará con los siguientes asuntos:

*Políticas de control de inundaciones y gestión de recursos hídricos.
*Gestión y modelización de terrenos inundables.
*Mitigación de inundaciones, preparación, respuesta y recuperación.
*Gestión de cuencas hidrográficas.
*Evaluación económica de las políticas de control de inundaciones, gestión de recursos hídricos, protección medioambiental y restauración.
*Configuración de sistemas para el control de las inundaciones y la gestión del control hídrico utilizando tecnologías avanzadas.
*Preservación de los ambientes fluviales, humedales y evaluación del hábitat.
*Tecnologías de ingeniería fluvial.
*Sedimentación y dragado.
*Disposición final de material contaminado.
*Expansión de la capacidad del puerto y de los canales de navegación interior.
*Navegación: equipos de última generación; experiencia necesaria de pilotaje y de la tripulación; asistencia; condiciones meteorológicas; geometría de los canales y restricciones e intrusión de agua salada.
*Planificación de la gestión costera.
*Protección de diques.
*Control de la erosión de los canales y estabilidad de los taludes.
*Procesos, ingeniería y diseño de ecosistemas.
*Modelización numérica, gestión y uso de datos y herramientas de apoyo a la toma de decisiones. *Modelización física y experimentación.
*Gestión del riesgo de inundaciones basada en características de la naturaleza.
*Ingeniería ambiental.
*Cuestiones de política pública hídrica.
*Recuperación de tierras.
*Topografía e hidrografía.
*Mantenimiento de rompeolas y escolleras.
*Explotación y mantenimiento de infraestructuras marinas (esclusas, muelles y dársenas, ayudas a la navegación, etc.).
*Programación/planificación (encuentro de embarcaciones, señalización, iluminación, posicionamiento, programación, pilotaje, escala en el puerto, etc.).
*Diques, diques de contención y vertederos; inspecciones de seguridad, mantenimiento y gestión de riesgos.
*Diseño y construcción para la sostenibilidad.
*Intercambio de experiencia técnica, mejores prácticas y lecciones aprendidas.
*Investigación y desarrollo en apoyo de los temas anteriores. 

En el texto del MOU se aclara que ninguno de los temas comprendidos en el acuerdo podría suscitar reclamos legales o suscitar obligaciones legales. Sin embargo, dejan las puertas abiertas para que todo lo analizado dentro de este acuerdo quede sujeto a la plena confidencialidad.

“Restricciones sobre la divulgación. Los participantes acuerdan que todos los datos, documentos e información obtenidos para la ejecución del presente MOU, así como los análisis, informes o programas generados durante el mismo, que se hallen protegidos legalmente o sean considerados como información no divulgable, no podrán ser divulgados total ni parcialmente”, puede leerse en el texto del MOU.

 

Fuente: Sebastián Premici -El Destape

Te puede interesar
--
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir diariamente las novedades en tu email